13 de abril de 2019

Asegura tu hogar, protege a tus hijos de la caída de muebles

Asegura tu hogar, protege a tus hijos de la caída de muebles
ISTOCK

¿A quién no le gusta jugar? Esta actividad ocupa un lugar muy importante en el desarrollo de los niños. Dentro y fuera de casa, cualquier lugar es bueno para disfrutar de esta forma de ocio. Sin embargo, tanto en interior como en exterior debe haber un compañero inseparable: la seguridad.

Un recordatorio que hacen desde la Asociación Española de Pediatría, AEP, que pone sobre la mesa varios consejos con los que evitar que el juego en casa se convierta en una actividad peligrosa. ¿De qué forma hacerlo? Asegurando los muebles para que el mobiliario no caiga sobre los más pequeños y provocándoles fracturas y otro tipo de percances.

La curiosidad en niños

Tal y como explican desde AEP los niños son curiosos por naturaleza. Una realidad que les lleva a subirse a muebles para alcanzar todo aquello que les llama la atención. De esta situación suelen derivarse caída de muebles mobiliarios que provocan traumatismos graves. Cualquier elemento sin la sujeción correcta puede causarlas, aunque habitualmente son los televisores los que más protagonizan estos incidentes.

¿Cuál es la clave? Tal y como aconsejan desde el Texan Children Hospital, estas son algunas de las claves:

- Revisar la estabilidad de todos los elementos presentes en el hogar: televisores, repisas, cómodas y estanterías.

- Usar soportes, abrazaderas o correas de pared para asegurar a la pared los muebles inestables o pesados de la parte superior.

- Instalar topes en los cajones de las cómodas para evitar que se puedan abrir por completo. Muchos cajones abiertos pueden causar un cambio de peso, haciendo más fácil que se caiga la cómoda.

Vigilar el televisor

Si bien antes se dijo que el televisor no era el único causante de los accidentes en los más pequeños, no se puede negar que este electrodoméstico sea uno de los más repetidos en este tipo de sucesos:

- Montar las pantallas planas en la pared para evitar que se caigan de su base.

- Seguir las instrucciones del fabricante para asegurarse de colocarlas correctamente.

- En el caso de los televisores grandes, pesados y antiguos, colocarlos en una base ancha y baja, y empújelo lo más atrás posible.

- No usar repisas o cómodas como bases para el televisor, pues no están hechas para soportar el peso de estos aparatos.

Damián Montero

Te puede interesar:

Contador