10 de diciembre de 2020

Del ajedrez a la vida: trucos para enseñar a jugar a los niños

Del ajedrez a la vida: trucos para enseñar a jugar a los niños
Buenos trusos para enseñar a jugar al ajedrez - ISTOCK

El ajedrez se ha convertido en el juego de moda o "deporte de moda" como se ha querido denominar en la serie de Netflix Gambito de dama, que sin hacer mucho ruido en su estreno se ha convertido en la serie revelación de esta temporada.

Al margen de este éxito mediático con el ajedrez como protagonista de una historia que es pura ficción y que no está basada en hechos reales a pesar de su realismo, muchos colegios ya habían introducido el ajedrez como una asignatura más de su currículo.

El objetivo del ajedrez como juego de mesa no es entretener a los niños, aunque este juego les ayudará a llenar gratas tardes de su vida, sino fomentar la estrategia. Porque, como explica César Prieto desde el Colegio Alameda de Osuna, donde el ajedrez se imparte como materia dentro del área de matemáticas, "este juego permite desarrollar una serie de funciones ejecutivas que van a ser claves en la vida de los niños y adolescentes.

El ajedrez, una actividad extraescolar en el colegio

Aprender a jugar al ajedrez desde pequeño, como Beth Harmon, la protagonista de Gambito de dama, es una actividad extraescolar cada vez más solicitada por los padres a la hora de elegir colegio. Ignacio Vallejo-Nágera, fundador de Micole.net, una plataforma para encontrar el colegio más adecuado para cada familia, reconoce que "en las actividades extraescolares ha habido un antes y un después de la pandemia. Empezamos a ver más diversidad, ya que también interesa mucho el ajedrez, sobre todo ahora con la serie que ha salido en Netflix, que está muy de moda. La inmensa mayoría de las extraescolares se cursan fuera del horario escolar y son muchos los padres que lo agradecen para poder conciliar".

El ajedrez que se trabaja en las aulas no solo es lúdico. El ajedrez en el colegio trata de guiar a los alumnos a través de un juego en destrezas que después podrán aplicar a otros ámbitos de su vida. Así, sobre el tablero aprenden organización, predicción, previsión y desarrollan la capacidad de establecer conjeturas e hipótesis.

En un mundo en el que las redes sociales han convertido cada actuación en potencialmente universal, los niños y adolescentes necesitan desarrollar un alto grado de pensamiento crítico desde edades muy tempranas. Sus actuaciones tienen consecuencias que escapan por completo de su control. El ajedrez les ayudará a hacer suyo el hábito de pensar en los siguientes movimientos antes de dar ningún paso.

¿Cómo enseñar a un niño a jugar al ajedrez?

Las reglas del ajedrez son complejas y por este motivo se deben enseñar de manera progresiva, dando tiempo a los niños a asimilar cada uno de los movimientos de las piezas. Para ello es importante proponerle al niño juegos en los que practique el movimiento de cada pieza conforme vaya aprendiéndolo.

Sin duda, el juego del ajedrez es bueno para el cerebro, pero muchos padres se preguntan cómo no perderse enseñando tantas reglas antes de empezar a jugar, ya que este procedimiento puede hacer que el niño pierda la motivación.

Para que esto no ocurra existen algunos trucos para enseñar a jugar al ajedrez a los niños:

1. Preséntale cada una de las piezas del ajedrez como si fueran personas. Utiliza la imaginación para que aprenda el nombre de cada pieza según su forma.

2. Sítúalas en el tablero para que aprenda su colocación. Déjale las blancas y coloca tú en orden las negras mientras él te imita.

3. Enseñale lo cada una de las piezas del ajedrez es capaz de hacer de manera visual, saltos, recorridos en línea, en trasversal... No le aburras con reglas, haz los movimientos sobre el tablero, mientras se los cuentas.

4. Muéstrale cómo se mueven y cómo comen. Para explicarlo es mejor empezar por orden, primero los peones, luego la torre, el alfil, la dama, el rey y por último el caballo que es el más difícil.

5. Repasa antes de enseñar algo nuevo. Empezar con lo que acabamos de aprender es un estímulo positivo para aprender el siguiente paso y es una forma muy eficaz para iniciar una nueva lección. Esto es mejor hacerlo de una en una, sin el resto de las piezas en el tablero.

6. Usa un lenguaje muy sencillo. El objetivo es que el niño/a te entienda sin perderse al utilizar frases complejas o con retórica.

7. Ensaya partidas. A jugar se aprende jugando, de manera que cuanto antes podáis comenzar mucho mejor. Es la mejor manera de recordar los movimientos de cada pieza y aprender sobre el tablero las consecuencias de cada movimiento con la actuación de tu contrincante. 

8. Aprender ajedrez con libros. Para adentrarle un poco más en el mundo del ajedrez puedes poner en sus manos algún libro que le ayude a entender mejor las múltiples estrategias que existen para ser un buen jugador de ajedrez. 

Marisol Nuevo Espín
Asesoramiento: Dra. María Solano Altaba. Prof. Retórica Clásica Universidad CEU San Pablo

Te puede interesar:

- Aprender a pensar sobre un tablero de ajedrez

- El ajedrez en el colegio, los beneficios en los niños

- 5 juegos de mesa de ayer y hoy para niños y familias

- Actividades extraescolares

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.