17 de mayo de 2019

Tratamientos de belleza ‘hygge’ para tu cuerpo

Tratamientos de belleza ‘hygge’ para tu cuerpo
ISTOCK

Las mujeres ya no queremos sufrir para estar guapas. Ahora damos una gran importancia al bienestar que forma parte de los rituales de belleza y así encontramos el término 'hygge' proviene de Dinamarca y significa disfrutar de las pequeñas cosas, valorar las relaciones humanas, buscar el bienestar, huir del estrés, etc. Estos son algunos de los secretos que practican los daneses para encontrar el bienestar.

Según este ritual, la belleza unida al bienestar es la llave para encontrar el equilibrio entre cuerpo, mente y alma, y sirve como antídoto para desconectar de las presiones diarias. Para mimar tu cuerpo por dentro y fuera, es necesario llevar a cabo una rutina de cuidados a fuego lento que prepare tu piel para los primeros rayos sol de la primavera.

Disfrutar de la belleza con los cinco sentidos

Antes pensábamos que en la belleza toda valía, no es así, ahora el bienestar también es esencial. Hay que empezar a disfrutar y a vivir con los cinco sentidos. Buscar el equilibrio entre el cuerpo y el alma. Para sentirse bien, hay que saborear cada momento y no perderse los pequeños placeres que la vida nos ofrece cada día.

Se podría decir que el 'hygge' cosmético es la belleza como llave para la felicidad. Se trata de la cosmética hedonista, que busca desconectar de las presiones diarias a través de las rutinas de belleza. Es decir, es lo más alejado que te puedas imaginar de la complicación y el estrés. El concepto gira en torno a bajar el ritmo para llevar rutinas de belleza más naturales, más simples, sin prisa.

El momento perfecto para experimentar la técnica hygge es cuando te cuidas la piel, con calma y sin prisas. Hoy lo que se lleva es la belleza sin prisas, en armonía con el paso del tiempo y de la mano de hábitos de vida saludables.

Tratamientos hygge de belleza y bienestar

En primavera, no solo la sangre se altera, la piel también. Este nuevo cambio de estación exige especial atención para tu dermis. Hay varios tratamientos 'hygge' básicos que no debes dejar de pasar en estos meses primaverales.

1. Limpieza de cutis. Fundamental este primer paso, para lucir una piel perfecta, ahora que empiezan a apretar los primeros rayos de sol. Con esta limpieza facial profunda, tu cutis volverá a recuperar el brillo y luminosidad perdida. Eliminar las toxinas de tu rostro harás que generes una sensación de tranquilidad y relajación.

2. Tratamiento de Vitamina C. El iluminador más potente de la naturaleza. Un poderoso antioxidante que nutre, tensa y densifica la piel y que, también, disminuye el pigmento de las manchas actuando como blanqueador no irritante. Un auténtico elixir para el rostro que produce el colágeno que el paso del tiempo merma, además de proteger la dermis de los radicales libres como la exposición al sol, la contaminación y el humo.

3. Drenaje linfático facial. Ideal para sentirte fresca y renovada. Porque si hay un cuidado que crea adicción es éste. Activa el sistema linfático de la cara y elimina toxinas a través de suaves movimientos expertos. Con delicadeza, se reduce las ojeras y las bolsas de los ojos mientras conectas con tu interior, disfrutando de un verdadero momento 'hyggestud". Este tratamiento también es bueno para el resto del cuerpo, para mantener en forma el sistema inmunológico, sentirte ligera y recuperar tu bienestar.

4. Combate la piel grasa. Con el cambio de temperatura, nuestra piel tiende a generar mayores niveles de grasa. Además, tras el invierno, normalmente notamos la piel reseca y deshidratada por el frío. Por ello, una buena solución es llevar a cabo de manera regular y periódica tratamientos de exfoliación en rostro y cuerpo para acabar con las células muertas que se acumulan en nuestra piel y así lucir un tono más fresco, uniforme e hidratado.

Además, utilizar toallitas limpiadoras y papeles absorbentes que retiren el exceso de grasa en nuestro rostro día a día ayudará a su vez a que nuestra cara se mantenga más limpia y libre de imperfecciones.

5. Fotoprotectores. En los primeros meses templados, cuando llega la primavera es fundamental el uso de fotoprotectores todos los días, aunque no se vaya a la playa, y preparar al máximo la piel para contrarrestar los efectos negativos de los rayos ultravioletas del sol. Hay que recordar que la fotoprotección debe usarse todo el año, pero cuando llega la primavera tiene que ser un producto incondicional en la rutina de belleza corporal.

6. Masajes. No hay nada más 'hyggeling' que tomarse un respiro y, de paso, eliminar tensiones. Ya sea relajante, terapéutico o exfoliante, el masaje sumará relajación y bienestar a tu cuerpo, además de mejorar la circulación linfática y venosa, Y es que el tacto libera una neurohormona llamada oxitocina que nos hace sentir felices y reducir el estrés, el miedo y el dolor.

El 'hygge' en belleza ha venido para quedarse. Ya no nos conformamos con dedicarnos tiempo para estar guapos, sino que ahora, queremos disfrutarlo y, sobre todo, sentirnos bien con nosotros mismos.

Carmen Díaz. Directora del centro Germaine Goya de Madrid

Te puede interesar:

- Belleza 'hygge': el secreto de los daneses para el bienestar

- 4 hábitos básicos para cuidar nuestro cuerpo

- Gracias, el poder del agradecimiento para el bienestar

Para leer más