2 de julio de 2012

El peligro de estar de pie en el embarazo

El peligro de estar de pie en el embarazo
HACER FAMILIA

Todo lo que haga una mujer durante su embarazo influye de forma negativa o positiva en el desarrollo de su bebé, por lo que hay que tener cuidado en las decisiones que se toman en el día a día. Investigadores de Rotterdam se han dado cuenta de lo perjudicial que puede resultar que la futura mamá pase largas horas de pie en su trabajo en el crecimiento del feto.

El estudio investió la tasa de crecimiento de los fetos de 4.680 madres desde el comienzo del embarazo hasta el parto. Se evaluaron las condiciones y exigencias del trabajo y, en especial, a aquellas mujeres cuyos trabajos suponían pasar mucho tiempo de pie, caminando, cargando peso, o tenían turnos nocturnos.

Estar muchas horas en el trabajo, sin tener la oportunidad de sentarse para descansar, incrementa el riesgo de que el bebé pueda verse sumamente afectado en su crecimiento. Al nacer, los bebés de madres trabajadoras con jornadas laborales largas y que tienen que pasar la mayor parte del tiempo de pie, presentan un perímetro craneal unos centímetros más pequeño que el tamaño habitual, lo que demostraría que su desarrollo es más lento.

Madres trabajadoras en el embarazo

- 40 horas semanales. Las madres embarazadas con más de cuarenta horas de pie en sus trabajos tienen mayor probabilidad de que su hijo tenga una circunferencia de cabeza un centímetro más pequeña que los valores normales. Además, presentan un peso más bajo, en comparación con los niños de madres que trabajan menos de 25 horas por semana en condiciones más cómodas.

- 25- 30 horas semanales. Las mujeres que trabajan menos horas tienen menos complicaciones durante el embarazo, presentan menos defectos congénitos en sus bebés y una reducción en las muertes al nacer.

Derechos básicos en el trabajo durante el embarazo

- Cambio de tareas. Si tu trabajo supone un riesgo para tu salud o la del bebé tienes derecho a que te asignen en otra tarea. Si no la hubiera, tendrías derecho a una suspensión temporal del contrato: mantendrías tu puesto de trabajo y el sueldo íntegro.

- Baja por maternidad. Tienes derecho a 16 semanas cobrando el 100 por 100 del salario. En el caso de ser un parto múltiple, se añadirán dos semanas más por cada hijo adicional. En el caso de que tu bebé permanezca ingresado, obtendrías un máximo de hasta 13 semanas más.

- Protección frente al despido. Desde el inicio del embarazo, aunque no lo hayas comunicado, hasta los 9 meses después del parto, tienes una protección especial y no podrás ser despedida.

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.