22 de mayo de 2019

10 consejos para una piel perfecta de cara al verano

10 consejos para una piel perfecta de cara al verano
ISTOCK " - ARCHIVO

Cuando llega el buen tiempo, la piel pasa a ocupar un papel protagonista, se hace visible y es fundamental que luzca sana, bonita e hidratada. Tapada durante el invierno, ahora que comienza a mejorar el tiempo se convierte en la protagonista de nuestra indumentaria, y nada mejor que lucirla radiante.

Para llegar a los meses estivales con la piel preparada es preciso comenzar ahora a cuidarla aplicando tratamientos faciales y corporales, que permiten recuperaciones muy rápidas

Consejos para una piel sana y bonita cara al verano

1. Protectores solares. Para elegir la crema fotoprotectora más eficaz, te puede ayudar acudir al dematologo. El Dr. Sánchez Viera asegira que "un buen fotoprotector con un SPF 50 puede ayudarnos a prevenir el cáncer de piel, así como a prevenir arrugas y manchas ya que el sol es principal factor de envejecimiento después del paso del tiempo". El protector solar hay que aplicarlo bien, homogéneamente, con una capa gruesa y media hora antes de exponernos a los rayos solares, y no olvidar reaplicarlo con frecuencia o tras salir de darse un baño. Si llevas una crema de tratamiento, el protector solar deberá ser aplicado después de esta. "De otro modo, los principios activos de la antiarrugas, la regeneradora o la hidratante no penetrarán bien en la piel".

Artículo relacionado:
- Tu piel en verano, ¿por qué necesita un extra de atención?

2. Regeneración de la piel. Es importante eliminar las capas más superficiales de la piel para que los tratamientos penetren mejor. En este caso, podemos exfoliar la piel en casa con cierta frecuencia, una vez a la semana. Para ello usaremos scrubs adecuados a nuestro tipo de piel y los aplicaremos con cuidado, sin frotar con fuerza para no dañar la piel. Otra forma de regeneración es mediante la microdermoabrasión, que permite eliminar suavemente las capas más superficiales de la piel sin agredirla. Esta técnica produce una regeneración celular y un incremento en la producción de colágeno, además de facilitar la penetración de principios activos que se aplican inmediatamente después.

3. Hidratación. Es esencial para mantener la firmeza y elasticidad de la piel. También aquí te puede ayudar el dermatólogo, que además de recomendarte una dieta rica en agua, frutas y verduras, podrá decirte qué crema te conviene más en cada caso. Ten en cuenta que, durante el día, la piel está sometida a multitud de agresiones externas como los rayos UVA/B, los radicales libres, la polución, ambientes secos, humo de tabaco, etc. Las cremas de día tienen como misión principal protegernos de estas agresiones y evitar un envejecimiento prematuro.

4. Rejuvenecer. Para evitar que el paso del tiempo deje huellas en tu piel, prueba a tonificarlo con un tratamiento facial. La mesoterapia con vitaminas, ácido hialurónico y otros activos se ha convertido en uno de los tratamientos de referencia para frenar el envejecimiento de la piel. La piel mejora visiblemente, aumentando su luminosidad y tersura.

5. Imperfecciones y granitos. Si tienes acné, habrás oído que la exposición al sol lo mejora. Pero cuidado, hay casos en los que empeora, es el caso del acné estival. La causa es que el sol además del efecto seborregulador también provoca un engrosamiento de la piel por lo que el sebo puede quedar retenido provocando un empeoramiento. Los fotoprotectores tendrán que ser fórmulas hipoalergénicas y no comedogénicas que carezcan de aceites, fragancias y sustancias irritantes. Además, se han producido avances importantes que permiten tratar el acné incluso en los meses de verano. Tratamientos como la terapia biofotónica, aprovechan la fluorescencia emitida por un gel y un láser suave, que reduce el acné y sus marcas.

6. Celulitis. Esa acumulación de tejido adiposo que forma hoyos que dan el aspecto conocido como "piel de naranja" y se localiza en caderas, muslos, nalgas y abdomen se puede combatir de diferentes formas. Algunas de las más utilizadas, y no quirúrgicas, son las microinyecciones (mesoterapia) con sustancias denominadas activadores de la circulación; el drenaje linfático y la presoterapia. Y entre las últimas novedades destacan tratamiento como las ondas de choque, que actúan directamente sobre las células grasas, responsables de la piel de naranja, disminuyendo su tamaño y volumen.

7. Grasa localizada. Existen técnicas mínimamente invasivas que permiten una recuperación inmediata. En este caso, además de la práctica de ejercicio aeróbico y una dieta saludable y rica en frutas y verduras, que nos ayude luego a mantener los resultados obtenidos, tenemos a nuestro alcance algunas herramientas como la radiofrecuencia y los ultrasonidos, que actúan en las capas más profundas de grasa para provocar un calentamiento térmico profundo localizado y así disminuir el volumen de las células grasas (adipocitos). Y, al mismo tiempo, actúa enfriando la superficie dérmica para regular la temperatura y proteger las delicadas estructuras de la piel.

8. Estrías. Lo mejor es la prevención, ya que después las estrías no desaparecen completamente. Los masajes con productos hidratantes, y mejor aún con centella asiática, son la base de esta prevención. Además, la aplicación de ácido retinoico y algunos láseres disminuyen la extensión de las estrías.

9. Dieta y ejercicio. La actividad física al aire libre nos ayuda a oxigenar la piel. Pero, si lo que necesitas es perder peso, también es imprescindible ponerse en manos de profesionales, ya que hay dietas que pueden ser peligrosas para la salud. 

10. Depilación. El láser se perfila como la mejor opción. En este caso, se debe tener cuidado si la piel se ha expuesto al sol, ya que en este caso la energía de ataque del láser deberá ser más baja para no dañar la piel, por lo que se necesitarán más sesiones.

Dr. Miguel Sánchez Viera. Director de IDEI Instituto de Dermatología Integral 

Te puede interesar:

Prepara tu piel para broncearte de forma rápida y eficaz

- 10 claves para cuidar tu piel en verano y protegerla del sol

- Cinco consejos para recuperar la piel tras el verano

- Los cinco grandes errores al cuidar nuestra piel