31 de mayo de 2018

Ford Focus Sportbreak. Más allá de la apariencia

  • Ford Focus Sportbreak. Más allá de la apariencia
FORD

Aunque a todos nos parece relevante escoge el color de carrocería de nuestro nuevo coche, hay otros detalles que ahora valoramos más en cuestión de conducción, comodidad y seguridad.
La última generación del Focus ya tiene algo más de dos años y, sin embargo, se encuentra totalmente al día, pues su lanzamiento se hizo con muchas mejoras, especialmente en la parte tecnológica y motores, así como en los aspectos de conducción, además de los lógicos cambios en detalles de imagen, en carrocería y ambiente interior.

En realidad, se trata de una familia que tiene como base una berlina de cinco puertas y la variante familiar, más larga, denominada Sportbreak, sobre la que nos detendremos en esta ocasión.

Cambios de imagen en el Ford Focus Sportbreak

Los cambios de imagen se aprecian en especial por un frontal más ancho y, sobre todo, más bajo, que deja los faros en una posición de menor altura. Otro detalle es la inversión de la parrilla, con su forma de trapecio. En el habitáculo domina el nuevo diseño de la consola, en la que se aprecian en especial las mejoras en la tecnología de multimedia, que ya se ha convertido en un factor casi de lujo. Para que se distinga mejor su funcionalidad tiene una nueva distribución de los mandos, claramente simplificados y más intuitivos para facilitar al conductor su manejo.

En este aspecto es importante resaltar el sistema de reconocimiento de órdenes por voz Sync2, que permite acceder a muchas funciones sin necesidad de soltar el volante, como buscar un destino en el navegador o variar la temperatura de la climatización, entre otras cosas.

Con las terminaciones más altas, Sport y Titanium, se puede solicitar el práctico paquete Invierno que, con un precio de 450 euros, cuenta con parabrisas térmico -de gran eficiencia y rapidez acción-, asientos delanteros y volante calefactados. Los asientos cuentan con tres niveles de temperatura y se hacen notar con mucha rapidez en la banqueta y la mitad baja del respaldo.

Más largo y más espacio

Ford Focus Sportbreak

La versión Sportbreak es más larga que la berlina, con 4,56 metros de longitud, que permite a este modelo tener una mayor capacidad en el maletero, que pasa de los 363 litros de la berlina a 490 litros, suficientes para viajar con más holgura para los equipajes, con todas las plazas ocupadas. Porque, por supuesto, es posible abatir los asientos traseros y ampliar la capacidad de carga hasta los 1.516 litros. Y esta es la diferencia más significativa de este coche, pues la habitabilidad interior es prácticamente igual que en la berlina, así como el resto de cualidades.

Hay que reseñar el capítulo de los sistemas electrónicos de ayudas a la conducción, entre los que destaca la ayuda de aparcamiento marcha atrás en línea y batería, denominado "Perpendicular Parking", con el que el conductor sólo debe utilizar los pedales de acelerador y freno y dejar el volante. El sistema "Cross Traffic Alert" avisa al conductor al salir marcha atrás de un aparcamiento en batería si llegan otros vehículos por derecha o izquierda.

Nuevo motor EcoBoost

Por lo que respecta a las mecánicas, los nuevos Focus llegaron con importantes mejoras, como el nuevo motor EcoBoost de gasolina 1.5 litros de cuatro cilindros y dos niveles de potencia, con 150 y 182 caballos. Además del motor 1.6 TI-VCT y 1.0 EcoBoost, ambos de 125 caballos. En cuanto al ciclo diésel, la novedad es la incorporación del 1.5 TDCi con 95 y 120 caballos y el 2.0 TDCi de 150 caballos, todos con la homologación actual en materia de emisiones.

De serie, todos los motores llevan cambio manual de seis velocidades, y en opción el cambio automático PowerShift de doble embrague, con la posibilidad de llevar levas en el volante. Muy recomendables ambas opciones, disponibles con el motor de gasolina 1.6 y 1.0 de 125 caballos y el diésel TDCi de 150 caballos.

Una de las cosas que más me gustaron siempre de este modelo fue la robustez de su plataforma y su buena suspensión. Pues bien, en la nueva generación Ford ha mejorado la suspensión, para que el coche tenga mejores cualidades de marcha y confort. Ahora es aún más preciso en la trayectoria de las curvas, lo que facilita su conducción y gana en precisión. A ello también colaboran las mejoras en la dirección. Y, por lo que se refiere al confort de marcha, se agradece el incremento de los materiales aislantes.

FICHA TÉCNICA

Motores: gasolina y diésel de 95 a 250 CV
Transmisión: Cambio manual de 6 velocidades y automática doble embrague opcional.
Suspensión: Delantera McPherson y trasera de paralelogramo deformable.
Frenos: De discos, los delanteros ventilados.
Dirección: De cremallera y asistencia eléctrica.
Largo/ancho/alto: 4,56/1,82/1,51 metros.
Capacidades: maletero 490/1.516 litros. Depósito, 55 litros.
Precios: Desde 19.225 € hasta 31.950 €.

Francisco Del Brio

Te puede interesar:

- Ford S-Max: viajar en compañía

- Ford S-MAX y Galaxy logran 5 estrellas en seguridad

- Ford presenta el nuevo Galaxy

Hacer Familia recomienda: