3 de marzo de 2019

Niños famosos en internet, un riesgo para su infancia

Niños famosos en internet, un riesgo para su infancia
ISTOCK

Las nuevas tecnologías han traído un escenario que ha contribuido a la aparición de nuevos talentos. Conocidos como youtubers, estos famosos presentan en plataformas de vídeos todo tipo de contenido, desde partidas a videojuegos recientes hasta recetas de cocina, o simplemente contar sus vivencias. Unas prácticas que están al alance de todo aquel que quiera probar suerte.

Y, al igual que ocurría antes con futbolistas, cantantes o actores, convertirse en youtuber es una meta laboral para los más pequeños. Sólo hay que darse una vuelta por estas plataformas para ver cómo muchos niños suben videos para probar suerte y, en algunas ocasiones, terminan alcanzado esta ansiada fama en el mundo online. Pero, ¿cuáles son los riesgos para los más pequeños?

Riesgos de la fama en internet

¿A qué riesgos se enfrentan los más pequeños que deseen triunfar en internet? Desde el portal Hijos Digitales advierten de algunos de los inconvenientes que pueden aparecer:

- Aspectos legales. Uno de los primeros inconvenientes que pueden surgir en esta aventura online es que para ser usuario YouTube es necesario contar con una cuenta de Google o Gmail, algo que requiere una edad para mínima de 14 años para españoles o 13 para la gran mayoría de otros países.

No es difícil ver cómo niños con una edad mantienen sus canales a lo largo del tiempo sin que los administradores los cierren. Esto puede representar un gran problema ya que representa una ilegalidad. La medida habitual en estos casos es la suspensión de dicha cuenta.

- Privacidad. YouTube es, además de un espacio de vídeos, es muy similar a una red social. Los usuarios pueden comunicarse entre ellos a través de mensajes y comentarios en los vídeos, se pueden hacer comunidades, grupos, etc. y seguir a cualquiera de ellas compartiendo opiniones, enlaces, etc.

Un riesgo que podemos encontrar es, por tanto, la relación con personas desconocidas que se ganan inicialmente la confianza de los niños para posteriormente aprovecharse de ellos.

- Dependencia. El uso de dispositivos como dedicación profesional puede tener muy malas consecuencias. Es fácil caer en la dependencia y la obsesión, produciendo en los niños problemas como el aislamiento social, bajo rendimiento escolar, falta de ejercicio físico, obesidad, problemas en la vista, carácter irritable, etc.

- Ciberbullying. En las redes sociales y en otros servicios donde es posible dejar comentarios, como es el caso de YouTube, es fácil encontrar problemas de insultos y conversaciones salidas de tono. Desde intentos de boicot hasta el usuario que no valora el trabajo realizado.

- Contenidos con copyright. El problema más habitual es el bloqueo del vídeo por los administradores cuando las imágenes contienen música de fondo con derechos de copia o copyright.

Damián Montero

Te puede interesar:

- España tiene una ley pionera en protección a la infancia

14 años, edad en la que los niños deberían acceder a redes sociales, según la mayoría de padres

Guía práctica de redes sociales para padres

- Videojuegos, cómo educar jugando

Para leer más