28 de junio de 2019

Prevenir es salud para tu familia este verano

Prevenir es salud para tu familia este verano
Consejos de salud para prevenir enfermedades típicas de veranoISTOCK - ARCHIVO

Muchas familias aprovechan el periodo estival para viajar a países exóticos en otros continentes. Las recomendaciones generales para evitar enfermedades infecciosas durante los viajes al extranjero dependen del país de destino.

Es importante informarse adecuadamente en los meses previos al viaje y organizar las vacunas y las medicaciones preventivas según lo estipulado en los centros de referencia.

Enfermedades que se pueden prevenir

La malaria, la hepatitis A o la fiebre amarilla son evitables con una adecuada prevención. Y tras cualquier viaje al extranjero es conveniente consultar con un médico ante la aparición de síntoma con la fiebre o la diarrea.

- Personas con diabetes: la deshidratación durante los periodos de más calor puede alterar el equilibrio glucémico. Es por ello que la persona diabética debe mantener una hidratación adecuada y controlar su glucemia capilar de forma regular.

- Personas con problemas cardiovasculares: aquellas personas que reciben tratamiento crónico con fármacos diuréticos, deberán tener más cuidado para no deshidratarse en verano, ya que el exceso de pérdida de líquido por la orina y el sudor pueden producir un fallo renal. Es conveniente consultar con su médico habitual la conveniencia de reajustar las dosis de medicación durante las épocas de más calor.

Recomendaciones para la salud de la familia

1. Hidratarse adecuadamente: beber entre 1 y 2 litros de agua y bebidas refrescantes.

2. Evitar el sol entre las 12.00 y 17.00, horas de mayor calor y radiación.

3. Vestir ropa ligera y con gorros que nos protejan del sol.

4. Usar gafas de sol homologadas, con protección frente a la radiación ultravioleta.

5. Alimentarse con una dieta saludable a base de mucha fruta y verdura que también ayudan a que el cuerpo esté hidratado.

6. En el momento de darse un baño, introducirse en el agua de forma pausada para dar tiempo al cuerpo a que se adapte a la nueva temperatura.

7. No practicar ejercicio en las horas con calor más intenso.

8. Consultar con un médico si se complican las picaduras de insectos.

9. En caso de padecer enfermedad cardiovascular consultar con el médico la dosis de los medicamentos.

10. Acudir al médico si se presenta alguna dolencia que no mejora con los días.

Dr. Ismael Said Criado. Medicina Interna. Hospital La Milagrosa (Madrid)

Te puede interesar:

- 7 cuidados oculares imprescindibles en verano 

- La otitis infantil, el dolor de oídos

- Primeros auxilios para los meses de verano

Contador