Los padres españoles sienten culpa por no poder ofrecer un verano perfecto a sus hijos

Los padres españoles sienten culpa por no poder ofrecer un verano perfecto a sus hijos
27 de julio de 2018 ISTOCK

El verano llega con sus vacaciones, un tiempo de relax que compensa tantos meses de dedicación en el trabajo y en el colegio. Sin embargo, en casa, no todos disfrutan del mismo periodo durante los meses que conforman el periodo estival. Mientras que los niños tienen por delante largos días sin responsabilidades, o al menos no tantas como durante el curso, los padres en muchas ocasiones deben seguir cumpliendo con sus obligaciones laborales.

Una situación que da lugar a que muchos padres se sientan culpables al no poder ofrecer el verano perfecto a sus hijos. Así se desprende de la encuesta realizada por Groupon en donde se recogen las sensaciones de 1.500 progenitores sobre lo que supone para ellos no poder acompañar a sus pequeños durante los meses que duran sus vacaciones estivales.

Preocupación antes de terminar el curso

Los malos sentimientos respecto al verano de sus hijos no comienzan en el verano. Tal y como recoge este estudio el 34% de los padres afirman que su preocupación por las vacaciones de sus hijos aparece meses antes de que concluya el curso escolar. Por otro lado, el 75% de los participantes creen que sus planes no estarán a la altura de lo que merecen sus hijos.

No es de extrañar que de todos ellos, el 48% reconozca sentir culpabilidad por no poder dedicar el tiempo suficiente a sus hijos durante los meses de verano. Una sensación que crece al navegar por internet y ver en redes sociales imágenes de otros padres con sus pequeños disfrutando de un verano excelente de forma conjunta.

Por otro lado, un 27% de los encuestados se sienten culpables cuando su hijo les cuenta las actividades que han visto hacer a sus amigos en las redes sociales. Además, el 19% siente la presión de hacer que las vacaciones sean perfectas para que luzcan bien en los perfiles de estas plataformas.

¿Y qué solución aplican los padres? De los que se sienten culpables por no poder pasar suficiente tiempo con sus hijos durante las vacaciones de verano, más de dos tercios gastarán más dinero en actividades y regalos para compensar a sus hijos. Un promedio de 150€ más por semana y por niño, de lo que lo harían en otro periodo del año.

Lo que más hace sentir culpa

Este trabajo también se ha encargado de analizar los motivos por los que los padres sienten mayor culpabilidad:

- Dejar que los niños pasen demasiadas horas delante de las pantallas (33%)

- No poder permitirse el lujo de ir a muchos viajes o realizar actividades de un día (29%)

- Quedarse sin ideas para mantener a los niños entretenidos (23%)

- Quedarse en casa en lugar de salir y disfrutar de diferentes
experiencias de ocio (21%)

- Sentir que los hijos de los demás están disfrutando más del verano que los míos (19%)

- No poder permitirse irse de vacaciones fuera (18 %)

- Decir no a las peticiones de golosinas, nuevos juguetes y viajes de los niños, etc (18%)

- No organizar más eventos educativos y culturales (18%)

- El mal comportamiento de sus hijos en lugares públicos (18%)

- Acostar tarde a las niños (16%)

Damián Montero

Te puede interesar:

10 actividades que hacer en casa durante las tardes de verano

- Remedios contra el aburrimiento de los niños

- Ideas para potenciar la creatividad en casa

- 15 actividades familiares para el tiempo libre