26 de octubre de 2019

Nuevas tecnologías, cuando la dependencia la tienen los padres

Nuevas tecnologías, cuando la dependencia la tienen los padres
Casi la mitad de los padres españoles se considera adicto a las nuevas tecnologías.ISTOCK

Smartphones, tablets, ordenadores... son muchas las tecnologías que han llegado a nuestras vidas. Y, todas ellas, con un elemento común: internet. La red de redes y dispositivos portátiles como los teléfonos inteligentes han facilitado las cosas en muchos sentidos. Pero, al mismo tiempo, en muchos casos ha aparecido una dependencia a estas pantallas.

Habitualmente se piensa que sólo las generaciones más jóvenes terminan desarrollando esta dependencia a las nuevas tecnologías. Pero, ¿qué ocurre cuando son los mayores quienes terminan abusando de estas pantallas? De hecho, así ocurre en muchos casos tal y como indica el estudio realizado por Qustodio y que trata de arrojar luz sobre la situación de las familias actuales, conectadas y con multitud de pantallas de por medio.

Casi el 40% de los padres se considera adicto

Como dato curioso, a día de hoy es más común ver hogares en donde hay más smartphones que niños. La media en España es de 3 terminales por familia, y en algunos casos este dato aumenta hasta las 5 pantallas. Para analizar la situación actual se han realizado un total de 1.200 entrevistas a madres y padres de nuestro país, Estados Unidos y Reino Unido, con hijos de entre 5 y 17 años que usan internet habitualmente.

Los datos del estudio indican que el 38% de los padres en España confiesa ser adicto al móvil (en el caso de estadounidenses y británicos el porcentaje que en un 36%). En cuanto al tiempo que pasan conectados, la media es de 3,2 horas. Un resultado que hace que muchos de estos progenitores crea que no dedica el tiempo que debería a su familia. De hecho, 8 de cada 10 afirma que se siente mal por este contexto.

¿Qué hacen ante esta situación? Algunas soluciones aportadas son silenciar notificaciones, activar el modo avión o establecer un horario de uso para toda la familia. En cuanto al tiempo que dedican a sus hijos, la mayoría de los padres afirman que invierten unas 8 horas con sus hijos, entre semana, y unas 11 horas cuando se trata del fin de semana.

Nuevas tecnologías y familia

Tal y como recuerdan desde la Academia Americana de Pediatría, los padres juegan un papel importante a la hora de establecer un plan de conducta respecto a las nuevas tecnologías. Estos son algunos consejos para evitar que las pantallas traigan problemas:

- Crear un plan de consumo mediático. Este debe respetar los valores de la crianza en la familia e incorporar una reflexión sobre cómo afecta a la vida diaria. Evitar que reemplace otras actividades que fomente el tiempo juntos y el vínculo interfamiliar.

- Fijar límites. Hay que recordar que los niños precisan límites y una serie de normas, al no tener la capacidad de razonar necesaria para impartir estas reglas.

- No convertir el uso de las pantallas en una actividad solitaria. Hay que realizar un consumo de manera conjunta en la que acompañar a los pequeños.

- Ser un buen ejemplo. Los padres son el espejo de los más pequeños, por ello deben ser los primeros en asumir y cumplir estas normas para que sus hijos imiten este comportamiento.

- Enseñar el valor de la comunicación frente a frente. La interacción cara a cara debe ser primordial. Por ello, los padres deben incentivar las conductas en persona por encima de las otras.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

- Casi un millón de jóvenes en riesgo de adicción a internet

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

- Internet segura: recíclate con tus hijos

Contador