1 de octubre de 2015

Hogares inteligentes: conciliar es cosa de todos

  • Hogares inteligentes: conciliar es cosa de todos
THINKSTOCK

Toda persona desea llegar a casa y encontrarse un hogar apacible, el lugar donde se descansa. Un hogar donde reine el orden, los buenos modos, las conversaciones, la ayuda mutua. Sin embargo, ¡cuántas veces discuten entre sí la pareja por problemas domésticos!

Otras veces, son los padres los que recriminan a sus hijos que están en casa como si vivieran en un hotel, sin responsabilidades caseras. Sacar un hogar adelante requiere invertir tiempo, inteligencia, organización y también, porque no, profesionalización por parte de todos. Y es que en un hogar inteligente, conciliar es cosa de todos.

La tareas del hogar, mejor entre toda la familia

"Siempre con el agua al cuello, que si los médicos de los niños, la lista de la compra, planificar las cenas y comidas, repetir a mis hijos continuamente que ordenen sus cosas, estar como un chofer llevándoles de aquí para allá*la verdad, no descanso en casa, prefiero estar fuera". Seguro que a más de uno esta situación le resulta familiar.

Las tareas del hogar agotan, máxime si se tiene la impresión que todo lo hace una (o uno) y que su cónyuge o sus hijos no hacen nada. Si no se tiene ayuda doméstica, el trabajo de casa se multiplica, y aunque se tenga, siempre habrá que dirigir a la empleada.

¿Cómo conseguir y gestionar un hogar de manera que todos descansen y se sientan a gusto en casa? De manera inteligente hay que saber conciliar para que la palabra hogar denote refugio, confort, seguridad y amor, lo cual reduce el estrés y aumenta la satisfacción familiar.

Personalidades equilibradas en la familia

El Congreso Excellence in the Home celebrado en Londres, contó con la participación de expertos de diferentes áreas que defendían las importancia de las habilidades y tareas domésticas, porque la alimentación, la hospitalidad, la salud y la limpieza en una casa, no solo cubren las necesidades básicas de la persona, sino que contribuyen  a configurar los rasgos esenciales de una personalidad equilibrada.

Una de las participantes, Prudence Leith, fundadora de Leith School of Food and Wine de Londres, señaló que "la dejadez en el hogar, nos lleva a una vida familiar disfuncional. Ser ama o amo de casa es una profesión y requiere capacitación profesional".

Enseñar a los niños desde pequeños a colaborar

Hogares inteligentes

En su opinión, todos los miembros de una familia necesitan aprender a crear hogar, a producirlo y a mejorarlo. "No enseñamos a los hijos nada, aparte de cepillarse los dientes y no les damos responsabilidades. Muy pocos tienen que hacerse las camas o limpiar sus habitaciones, lavar el coche o cambiar un enchufe", añade.

Prudence Leith aconseja que se enseñe a los niños desde pequeños a controlar por ejemplo, el carácter en casa, que es una habilidad para crear hogar; a hacer pequeños encargos en casa, sabiendo que él es el responsable único de esa tarea; y también, planificar entre todos el modo de descansar en familia los fines de semana, también el padre y la madre.

Preguntas para hacernos en común

-  ¿Puedo venir a casa para relajarme y olvidar las tensiones diarias?

-  Si la respuesta es negativa, ¿por qué no?

-  ¿Qué cosas son las que te estresan en casa?

-  ¿Cómo queréis  que sea vuestro hogar:  relajado, calmado, confortable,  acogedor, pacífico, organizado, creativo.

-  ¿Qué podemos hacer para conseguirlo?

Marta Santín
Con la colaboración de: Mª Ángeles Burguera

Te puede interesar:

- Cómo organizar las tareas domésticas en familia

- 7 consejos para conciliar familia y trabajo

- Conciliar la vida laboral y familiar en las redes sociales

- Las tareas domésticas en los más jóvenes

- Encargos por edades

Hacer Familia recomienda: