4 de enero de 2013

El retraso de la paternidad en las parejas

El retraso de la paternidad en las parejas
HACER FAMILIA

Pese a que la mayoría de las parejas españolas desea tener hijos, la situación económica y laboral actual hace que retrasen el momento de hacerlo. Cada vez es más frecuente encontrar en las consultas parejas que se plantean tener hijos, pero que retrasan esta decisión debido a la situación económica. La crisis influye directamente en el aplazamiento de tener un bebé y en el número de hijos deseados.

Motivos que retrasan la paternidad en pareja

Encuestas realizadas a mujeres y hombres españoles que conviven en pareja, diferenciando entre menores y mayores de 45 años, muestran la diferencia entre la planificación familiar pasada y actual.

Las conclusiones revelan que el hecho de tener una relación sentimental estable es el principal elemento de decisión tanto en el pasado como en el momento actual,  aunque ahora cobra especial peso la situación económica y laboral. Otros motivos que influyen en la paternidad a corto plazo es la ilusión por disfrutar de ellos y la edad de la pareja.

En concreto, el 70 por ciento de los encuestados afirma que la crisis económica está retrasando su momento para tener hijos. Asimismo, el 80 por ciento de las mujeres y el 56 por ciento de los hombres dice que esta circunstancia está influyendo en el número de hijos que desean tener.

Además, los estudios también revelan que la mitad de los encuestados que ya son padres considera que la situación económica ha influido drásticamente en el número de hijos que deseaban tener.

Por otro lado, y pese a que tener un hijo ha sido tradicionalmente una decisión compartida entre la pareja, en la actualidad, el cinco por ciento (el 4% son mujeres y el 1%, hombres) toma esta decisión sin tener en cuenta a su pareja. El sondeo recoge también que la edad media de convivencia con la que las parejas se plantean por primera vez ser padres es de 4 años.

Problemas en el retraso de la maternidad

Los especialistas explican que el problema de retrasar la maternidad es que cuanto mayor es la edad de la mujer, la calidad de los óvulos empieza a decaer, apareciendo por lo tanto problemas para conseguirlo. En el momento actual, la media de edad en la que la mujer da a luz a su primer hijo es de 37 años mientras que, hace dos años, era de 35, una edad en la que empieza a disminuir la cantidad y calidad de sus óvulos.

A medida que pasan los años, también aumentan las posibilidades de sufrir un aborto y de que el feto presente anomalías. Los médicos afirman que el mejor periodo para tener un hijo es la década de los 20 y 30 años.

Consejos ginecológicos para la paternidad

Los estudios reflejan que, cuando las parejas deciden tener un hijo, tienen en cuenta el consejo ginecológico (un 40%) y los resultados de los test de ovulación (un 13%). Actualmente, existen métodos para conocer el ciclo ovárico, como son los test de ovulación que ayudan mucho a las mujeres a la hora de tener un hijo, aunque muchas parejas no utilizan ningún método para conocer su momento fértil lo que puede generar más estrés y dificultad a la hora de conseguir un embarazo.

En general, a la hora de elegir un método anticonceptivo, las parejas de antes y de ahora prefieren uno que no presente efectos secundarios. Por último, el estudio también menciona que el cuidado principal de los bebés recae en la actualidad de manera conjunta en la pareja o en la mujer de forma individual, mientras que, en el pasado, el papel de la mujer era superior y el conjunto inferior.