1 de abril de 2020

Convivir en familia 24 horas al día: 10 ideas positivas para no agobiarse

  • Convivir en familia 24 horas al día: 10 ideas positivas para no agobiarse
Ideas para una convivencia positiva con tu familia 24 horas al díaISTOCK

Durante estos días la convivencia en familia ha podido ser algo muy deseado por algunos miembros, madres y padres que han echado de menos la presencia en el hogar e hijos que reclamaban su presencia, y justo ahora os encontramos no sólo con la oportunidad, sino "destinados por ley" a convivir en familia 24 horas.

Esta intensa conviviencia en familia ha traído consigo situaciones paradójicas. Al principio, muchos pensábamos que estábamos de vacaciones, que podíamos utilizar esta situación como oportunidad y que iba a servir para poder pasar más tiempo en casa con los nuestros, pero luego se han podido producir situaciones de desconcierto.

Pero qué pasa cuando ese tiempo al 100% es demasiado y además se convive en un espacio más o menos amplio pero limitado, qué pasa cuando tus hijos tienen una edad que no comprenden lo que sucede y al tercer día lloran porque quieren salir, qué sucede cuando no te apetece ese día ver a nadie, qué sucede cuando tu hijo adolescente tiene un mal día o se niega a colaborar en las rutinas, qué sucede cuando tu pareja y tú tenéis que coordinaros en tareas que no os apetece a ninguno y que antes no solíais hacer, comida, tareas de hogar, orden, etc.

10 ideas positivas para convivir en familia 24 horas al día

Para aliviar estos momentos, y tomarlo como algo positivo y que sea una experiencia interna en casa que siempre recordemos, pero por el poso de unión que nos reportó, te dejo unos consejos para que puedas poner en práctica:

1. Respeto: es importante mantener las formas y tener muy presente que el respeto es la base de toda buena convivencia. Quizás este es el mejor momento para ponerlo en práctica.

2. Chip mental: "dar lo mejor de uno", es importante que nos grabemos como si de un programa nuevo se tratase en nuestro cerebro que es momento de ser nuestra mejor versión, dar lo mejor de nosotros dentro del hogar, ese será nuestro grano de arena. Es importante convertirnos en esa pareja que desearíamos tener, en ese familiar que me gustaría tener cerca, y en esa persona que va a hacer mi vida más fácil.

3. Desarrollar más que nunca la comunicación asertiva: es importante en los periodos de convivencia intensiva trabajar y atender mucho a la comunicación, qué decimos, como lo decimos, qué entonación, qué queremos decir, cuanto nos quejamos, cuanto aportamos de energía negativa... y todo eso transformarlo en energía positiva, en ser personas que suman, en decir las cosas con el mayor tacto posible, ahora más que nunca es muy importante dejar de lado las discusiones y centrarnos en pedir las cosas por favor, agradecer, y comunicar de manera amable aquello que nos incomoda o que puede ser cambiado.

4. Vivir con mucha amabilidad y paciencia. Si algo es importante en los contextos de encierro y convivencia forzada es aplicar mucha paciencia, mucha comprensión y mucha amabilidad. Es preferible prevenir y formar una corriente de energía positiva, y de unión, respetar espacios, y momentos, pero también es importante tener mucha paciencia con cosas que nos van a suceder en el día a día, pues puede que no nos levantemos bien, que las noticias nos generen malestar, que la preocupación económica esté muy presente y nos genere inquietud.

Pero como recomendación es importante saber que hacemos lo que podemos y que determinadas circunstancias no están bajo nuestro control y por lo tanto cuanto más nos ayudemos mejor será todo para nuestra familia y para nosotros. Piensa que teniendo una mala convivencia o desahogando en casa muchas emociones de manera desadaptada lo único que se consigue es empeorar las cosas, por lo que aprender a relajarse, aprender a decir que en determinadas situaciones necesitamos un rato a solas, para leer, para descansar, para respirar o para escuchar música es mucho más saludable y además comprenderlo en el otro también.

5. Hacer calendario de tareas. Otro factor importante y que ahorra muchos malestares y posibles discusiones es planificar una rutina nueva, y además dentro de ella hacer un calendario de tareas de casa donde haya un reparto equilibrado y en el que todo el mundo esté de acuerdo y colabore. Esta parte es fundamental para que todo el mundo se sienta cuidado y todo el mundo aporte también su granito de arena.

Un calendario, un cuadrante, una hoja de tareas definidas y situarla en un lugar visible de la casa donde podamos anotar la realización de la tarea será muy gratificante para toda la familia. Desde hacer la compra, hacer la colada, limpiar, organizar, hacer comida, hacer cena, etc.

Calendario de tareas: convivir 24 horas en familia

6. Hacer horario de uso de espacios. Otro factor que puede incomodar mucho la convivencia y que tiene solución, es la sensación de hacinamiento, es decir, el agobio por ir al baño y encontrarte a alguien, estar en el salón siempre con alguien... lo que se traduce en no tener un espacio en el día en el que estar a solas. Y esto es importante también hablarlo con cariño y normalidad, el hecho de establecer turnos y horarios, o turnos de teletrabajo si es el caso de tener niños pequeños y turnarlos, o espacios de descanso en un despacho, o en nuestro dormitorio leyendo o haciendo lo que queramos mientras el otro nos sustituye con los pequeños, o si los hijos son mayores, espacios donde podamos convivir cómodos en cuanto a volumen de música u otras costumbres personales.

7. Poner todo de nuestra parte para no entrar en discusiones. Recomiendo como una actitud inteligente, no entrar en discusiones, pensar que en esta ocasión no merece la pena, y al final el problema será la discusión seguramente. Por lo que recomiendo dejar de lado las luchas de poder y las peleas que desgastan, y si comunicarnos y poder expresar lo que sentimos o lo que necesitamos.

8. Pasar algunos momentos a solas. Lo recomiendo para no sobrecargarnos, busca un espacio sagrado para ti, una hora al menos al día para estar a solas, bien sea en el baño, o en tu dormitorio o en el salón viendo tu serie, o meditando, leyendo u organizando tus cositas. Pasa un rato a solas cada día haciendo algo que te haga sentir bien y te guste.

Pasar momentos a solas

9. Pensar que esto va a pasar. Es muy importante tener presente que esto va a pasar, sobre todo cuando vengan momentos de agobio mental, o momentos de pensar qué queremos salir, que necesitamos calle, libertad, volver a nuestra vida, recuperar la "seguridad" que percibíamos... pues aquí es muy importante saber que esto va a pasar y aprovechar la oportunidad para agradecer a la vida todo lo que nos ofrece y muchas veces no somos conscientes de ello.

10. Aprovechar la oportunidad que te ofrece la vida para hacer algo diferente y sacar lo que mejor que puedas de esta situación. De toda situación se aprende y hay que buscar crecer. Esta situación también nos puede dar más unión familiar, podemos acercarnos más a nuestros hijos, podemos conocer más al "extraño" adolescente que se había instalado en casa, podemos quitarnos la culpa de no poder estar con nuestros hijos pequeños, podemos aprovechar para agradecer todo lo que tenemos en nuestra vida, podemos aprovechar para disfrutar el tiempo sin prisas, para tomarnos un vino por las noches con nuestra pareja y dialogar de cosas que hemos hecho como los viajes y pasar buenos ratos, podemos aprovechar para vivir sin agobios de tiempo, podemos aprovechar para cultivar muchos valores de vida y podemos aprovechar para fortalecer nuestra unión familiar y planear cosas maravillosas que haremos muy pronto.

Ana Asensio. Psicóloga y Fundadora de Vidas en Positivo

Te puede interesar:

- Familias multigeneracionales, cómo asegurar una buena convivencia

- Ideas para enseñar asertividad a los niños

- 7 consejos para gestionar las discusiones de pareja

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.