Los beneficios de la convivencia intergeneracional

Los beneficios de la convivencia intergeneracional
4 de agosto de 2018 ISTOCK

El concepto de familia es mucho más amplio que el de padre, madre o hermanos. Los abuelos también forman parte de estos núcleos. Esta figura facilita aspectos como la conciliación y además ayudan a que los padres primerizos puedan tener una base sobre la que basar la crianza de sus hijos, al mismo tiempo que se presentan como un buen referente para los más pequeños de la casa.

En algunas ocasiones los abuelos incluso forman parte de este hogar y conviven a diario con sus hijos y nietos. Si bien, al igual que en toda relación, pueden surgir fricciones en el modo de enfocar este día a día. Sin embargo, la familia multigeneracional cuenta con varios beneficios que se reparten entre todos los miembros de esta unidad doméstica y que deben ser aprovechados al máximo.

Reestructuración de la población

¿Por qué ha cobrado importancia la familia multigeneracional en los últimos tiempos? La respuesta la tiene el envejecimiento de la población en Europa y en la mayoría de países del primer mundo. Los avances médicos han conseguido que la esperanza de vida crezca y que la presencia de los abuelos en la vida de sus hijos y nietos se prolongue durante más tiempo.

Esto hace necesario buscar un lugar para los abuelos dentro de la familia. Un acomodo que debe beneficiar tanto a las generaciones más jóvenes presentes en el hogar como a las de mayor edad. De ahí el primer beneficio de las familias multigeneracionales, las personas ancianas no están solas y de esta forma se evita uno de los mayores problemas en este sector de la población.

Tal y como se indica en una publicación conjunta de la Universidad de Murcia y del Instituto Universitario de Investigación, tanto las generaciones de mayor edad como las de menor pueden compartir sus intereses y necesidades de forma que se cree una simbiosis entre ambos puntos:

Necesidades de las personas mayores:

- Educar y criar al igual que hicieran en su día con sus propios hijos.

- Enseñar todo lo aprendido y transmitir sus costumbres y valores.

- Transmitir su legado a su misma familia (nietos en este caso).

Necesidades de los padres:

- Conciliación, una persona que pueda hacerse cargo de sus hijos cuando estén en el trabajo y que les genere la suficiente confianza como para quedarse tranquilos.

- Presencia de sus propios padres y fortalecer todavía más el vínculo que han desarrollado en el pasado.

Necesidades de los más pequeños:

- Recibir un cuidado excelente por parte de alguien de confianza y que comparta el estilo de crianza que quieren implantar los padres.

- Un modelo positivo en el que fijarse, aun cuando sus padres no estén presentes en casa.

- Saber de dónde viene y conocer su pasado.

Beneficios de las familias intergeneracionales

Atendiendo a las necesidades que cada uno de los miembros de las familias intergeneracionales pueda tener y a la manera en que éstas exigencias pueden complementarse con las del resto, se pueden deducir los siguientes beneficios de esta convivencia:

- Mejora la autoestima de las personas mayores al hacer que se vuelvan a sentir queridas y dejen de lado la soledad que aqueja a este sector de la población.

- Aumenta su vitalidad y sus ganas de vivir y apostar por un nuevo estilo más activo tras contagiarse de la energía de los más jóvenes.

- Siguen aprendiendo de las nuevas generaciones, pudiendo conocer mejor los cambios que han sucedido en el mundo donde se integran.

- Los jóvenes cambian su percepción hacia las personas mayores, ya nos lo ven como alguien lejano a quienes no pueden entender.

- Amplían su red de apoyo en tiempos difíciles.

- Las generaciones de menor edad conocen nuevos valores y otras formas de ver la vida.

- Alguien de total confianza se queda a cargo de los más pequeños de la casa.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

- Casi un millón de jóvenes en riesgo de adicción a internet

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

- Internet segura: recíclate con tus hijos