9 de octubre de 2020

Resfriado en el embarazo, ¿qué hacer?

Resfriado en el embarazo, ¿qué hacer?
Remedios para el resfritado en el embarazo - ISTOCK

Durante el transcurso del embarazo, al abarcar este un período considerable, son numerosas las adversidades que pueden surgir. Una de las más comunes es padecer un resfriado. En el post de hoy os contamos qué hacer en el caso de sufrir un resfriado durante el embarazo.

Es relativamente común padecer un resfriado durante el embarazo, y ello es debido a una modificación temporal del sistema inmunológico, volviéndose el organismo más susceptible ante ciertas enfermedades. Los principales síntomas que se pueden dar son:

- Dolor de garganta.
- Fiebre.
- Rinorrea o aumento de la mucosidad.
- Pérdida del apetito.
- Tos que inicialmente suele ser tos seca. Al cabo de unos días si no se ha resuelto el problema puede aparecer mucosidad y la tos evolucionar a productiva. El síntoma de la tos en el embarazo es idéntico al que sufren otras personas, pero al tensionarse el área abdominal, los dolores pueden ser mayores.

Prevención del resfriado

Para evitar resfriarte en pleno embarazo es importante que apliques medidas eficaces de prevención. Te las detallamos a continuación:

- Una de las más obvias reside en no acercarte a aquellos individuos que presenten síntomas evidentes: estornudos, tos, etcétera.

- Reforzar el sistema inmunológico es clave para evitar este tipo de resfriados a lo largo de un embarazo.

- También es posible evitarlos por medio de una buena ventilación del hogar.

- Los mismos consejos preventivos que se dan actualmente para evitar el contagio por el COVID-19 sirven para otras enfermedades víricas y contagiosas, siendo un claro ejemplo la higiene regular de las manos.

Tratamiento y remedios naturales

Para tratar un resfriado común en el embarazo, una primera alternativa es acudir a remedios naturales para la tos y los otros síntomas habituales que lo acompañan. Estos nos ayudarán a paliar los efectos de cualquier resfriado, especialmente aquellos que consiguen disminuir el nivel de irritación presente en la zona traqueal. A su vez, algunos ayudan también a reducir la mucosidad que se pueda originar en la faringe.

Claras muestras de ello son la ingesta de miel, o infusiones con plantas medicinales, así como la realización de vahos o baños calientes solos o con tomillo o laurel para potenciar su efecto, ungüentos, hacer gárgaras con agua con sal o manzanilla, que resultan de inestimable ayuda en este sentido.

Advertencia

Ten mucho cuidado: si consideras que deberías tomar cualquier fármaco, es fundamental que consultes con el farmacéutico o con el médico. Algunos de ellos interfieren en el embarazo e incluso la lactancia, así que es de vital importancia que lo valores. No te automediques por mucho que la tos te impida conciliar el sueño. En caso de duda consulta siempre con un profesional sanitario.

Te puede interesar:

- Cuidados para embarazadas durante el invierno

- 10 cambios que experimentará tu cuerpo después del embarazo

- Tips de belleza premamá

Contador

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.