Preparados para ser padres: miedos y dudas

  • Preparados para ser padres: miedos y dudas
< 19 de octubre de 2018 GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ANTONIOGUILLEM

Muchos padres se agobian con las muchas decisiones que deben tomar respecto a la educación y salud de su hijo recién nacido. Y surgen los miedos. ¿Has sentido el vértigo de la maternidad? ¿Te dieron ganas de llorar cuando conociste que ibas a ser mamá o papá? Quizás pensaste... y ahora, ¿qué hago?

Ser padres es, sin duda, la tarea más importante de la vida y, en muchas ocasiones, para la que menos preparados estamos a la hora de asumirla. De hecho, los bebés no vienen con un manual de instrucciones bajo el brazo. No existen recetas ni fórmulas mágicas que garanticen el éxito. Hay que tener claro que se van a cometer errores -a pesar de los esfuerzos y buenas intenciones- y, muchas veces, no seremos conscientes de ellos. Ser padres es un ejercicio permanente de toma de decisiones.

Sin duda, tener un bebé es el más apasionante de los viajes de la vida. Gracias al taller - presentación que organizó Bugaboo con motivo del lanzamiento del Bugaboo Fox tuvimos la oportunidad de compartir alguno de nuestros principales retos como padres con la compañía de los contenidos exclusivos que nos ofrecieron en torno a una mesa redonda Laura Baena, fundadora del Club de Malasmadres, Lucía Benavente, ilustradora y creadora de la marca LucíaBe, María José Cayuela, fundadora del Blog de Moda para tu Bebé, Beatriz Gaspar, creadora del blog Con Botas de Agua, Pablo Sánchez, fundador de DrinkingRunners, David García, socio de Yorokobu, Julia Puig, de Raíces y Alas... y ¡¡esto fue lo que nos contaron!!

Los miedos y dudas ante la llegada de un bebé

Hay tantas experiencias y corrientes de opinión como se quieran encontrar. Cada uno de nosotros vivimos la noticia de la llegada de un bebé a nuestras vidas de una forma diferente y respecto a cómo llevarlo, no existe la receta perfecta. Nos toca ir eligiendo y eleborando nuestro propio camino trabajando según las circunstancias, sentimientos, capacidad, facultades y toda la información de la que podamos disponer.

David García, socio de Yorokobu. "Bueno, la primera vez, sentí terror. Terror descomunal, si porque llega cierta edad y… lo buscas y eres consciente que va ocurrir en algún momento. Pero claro, una cosa es visualizarlo y otra es la realidad, que casi nunca tiene nada que ver con lo que uno visualiza. Realmente, llevas años escuchando a un montón de gente, contándote un montón de experiencias, de las cuáles tienes que discriminar el 95% porque son realidades totalmente diferentes a la tuya. Y… bueno justo en ese momento comienza una aventura, sobre todo para descubrir cómo se hace. No hay manual… o a mí no me lo pasaron. Las tienes en cuenta, cada vez en menor medida, al principio entras en una cueva súper oscura y vas utilizando todo lo que sabes al final. Hasta que empiezas a descubrir cómo funciona todo, bueno, como te funciona a ti claro, porque… a mí me da mucho reparo dar consejo a amigos que han tenido hijos después. En la medida que va pasando el tiempo es cuando tú vas creando tus propias experiencias para adecuarlas a lo que viene por delante".

David Sierra y Beatriz Gaspar

Laura Baena, fundadora del Club de Malasmadres. "Al principio miedo, no. Primero emoción y felicidad. Pero, luego el miedo llegó. Y a lo mejor incluso fue más. Pero, al principio, recuerdo que cuando apareció en el predictor que estaba embarazada, fui corriendo a llamar a mi madre, a mi hermana… a todo el mundo como locos. ¡Eso fue un gran momento!"

Julia Puig, autora del blog Raíces y Alas: "Pues la verdad es que, cuando nació Oliver pensé que, supuestamente este tenía que ser el momento más feliz pero, como estaba tan en shock y lo había pasado tan mal tras el parto, creo que viví al ver el predictor, lo que tenía que haber vivido en el parto. Al verlo como que se me paró el mundo, lo que sentí al verlo fue, primero certeza, porque estaba convencida que ese mes me había quedado, llevaba cuatro meses buscando y sabía que ese iba a ser mi mes, y luego una paz y un amor infinito, que dije, esto me pegaba más haberlo sentido al principio. Pero no sé, estaba tan exhausta, cansada, que… luego también le quise mucho en ese momento. Pero el momento del predictor lo recuerdo como uno de mis mayores momentos de la maternidad".

María José Cayuela y Julia Puig

Lucía Benavente, fundadora marca LuciaBe. "Yo es que igual soy muy ilusa, de siempre. Pensaba que podría hacer de todo. Que un hijo…Te das cuenta después. Es después cuando dices, ¡ostras y esto! ¿Qué esperabas? Pero, yo nunca he sentido ese miedo. Me ha venido después, me ha venido quizás una frustración… porque es real. Por ejemplo, ayer tenía un plan que me apetecía muchísimo y… no pude ir porque tenía los tres niños en casa. Y bueno, es que ser madre implica renunciar a ciertas cosas. Y eso es el amor, a veces, hay que renunciar".

María José Cayuela, fundadora del Blog de Moda para tu Bebé. "Cuando llegó Jorge, yo me sentí la mujer más feliz del mundo, porque era muy deseado y porque llevaba mucho tiempo planificando mi vida: haciendo viajes, porque me encantaba viajar y… hubo un momento en que dije: “me he hartado de viajar, quiero ser madre, tengo ganas de sentar la cabeza”. Y en el momento en que supe que me quedé embarazada, nunca tuve el miedo de decir ahora dejaré de hacer algo, porque ya tenía ganas. En el momento de ser mamá dije: “es lo que quiero, no tengo miedo, sé que es una nueva etapa en mi vida y, quiero hacerla.” Lo que me ocurrió es que me cogí jornada reducida, pero yo seguía teniendo los mismos marrones, las mismas llamadas de todo el equipo… Entonces fue al tener a mi segunda hija cuando decidí manejar mi vida, seguir trabajando en lo que más me gusta, pero, decidiendo yo".

Beatriz Gaspar, autora del blog Con botas de agua. "Cuando no tienes niños, quizás no te importa extender las jornadas el tiempo que haga falta... Pero cuando tienes a un bebé y, echar horas extra significa que lo ves, te cambia la perspectiva, te cambia la prioridad y, quizás sí que te pones un poco más exigente en la empresa a decir “no”. Sabía que la maternidad suponía esto, y asumo que al tener un niño tu vida cambia y tus ritmos van a cambiar y tus planes también. Pero fíjate que en mi caso yo descubrí que… al ser madre la creatividad se desata un poco. Por eso decidí crear “Con botas de agua” y, contarle al mundo que se pueden seguir haciendo planes, que se pueden seguir haciendo un montón de cosas".

Pablo Sánchez y Laura Baena

Pablo, fundador de DrinkingRunners"Al final es un cambio de situación. Claro que puedes verlo desde el punto de vista que has renunciado a algo, que es cierto y, más en el caso de una madre. Bueno en vuestro caso es así, una madre que lo lleva ahí nueve meses… pero también son cambios muchas cosas, es decir, dejas el colegio y vas a la universidad, dejas la universidad y vas al trabajo…Pues ahora llega un niño… La llegada de un hijo supone crecer, es madurar… y cambian tus prioridades. Si el niño a las cuatro de la mañana te reclama, tienes que estar ahí porque forma parte de la maduración del ser humano".

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

Miedos de la madre primeriza: cómo afrontarlos

Llega el bebé... ¡sin manual de instrucciones!

Cosas normales de los recién nacidos por las que no debes preocuparte

Los grandes cambios en tu vida cuando tienes un bebé