11 de marzo de 2016

La nutrición materna en el embarazo

  • La nutrición materna en el embarazo
THINKSTOCK
correo

Desde hace tiempo, los especialistas reconocen el efecto positivo y beneficioso de una nutrición apropiada durante el embarazo, sobre la salud del bebé, de la que también se beneficia la madre. La alimentación materna, y posiblemente la nutrición paterna, antes de la concepción, afectan a la salud del recién nacido.

El estado nutricional de la mujer embarazada afecta el resultado del embarazo, sobre todo respecto al peso del niño al nacer, ya que hay una relación entre el aumento de peso materno y el desarrollo y crecimiento fetal. A una mayor malnutrición de la madre, menor peso al nacer del bebé, mayor porcentaje de embarazos malogrados, malformaciones y muertes neonatales.

El camino más seguro para tener un bebe sano es elegir un estilo de vida saludable que incluya los controles periódicos con el médico, una alimentación en el embarazo equilibrada, ejercicio físico siempre que el médico lo aconseje, evitar los rayos x, eliminar el consumo de alcohol, cigarrillos y limitar la cafeína.

La influencia del estado de salud de la madre en el embarazo

Durante el embarazo es muy importante seguir una dieta inteligente para así lograr que se cubran todas las necesidades nutricionales de la madre y el bebé, siendo este un factor determinante en el crecimiento fetal y en el peso de tu recién nacido. En el primer trimestre del embarazo no aumentan las necesidades calóricas de la mujer, pero en el segundo y tercer trimestre debemos aumentar alrededor de 300 calorías diarias para cubrir las necesidades nutricionales de ambos.

Si tu peso está dentro de la normalidad antes del embarazo, deberás ganar entre 8 a 15 kg. Al final de la gestación, de lo contrario todo lo que comas por exceso irá directamente a tu peso y no al de tu bebé. De igual modo, la desnutrición materna y un aumento de peso escaso, durante estos nueve meses, son factores de riesgo para tener bebés de bajo peso al nacer.

En otro sentido, también se debe evitar estar en contacto con productos químicos tóxicos, tales como los insecticidas, algunos productos de limpieza, disolventes de pintura, plomo, y mercurio. La mayor parte de los productos para el hogar tienen advertencias sobre embarazo en sus etiquetas, por lo que es aconsejable leerlos y ante la duda consultar con el ginecólogo.

La importancia de una dieta equilibrada en el embarazo

Dieta equilibrada en el embarazo

En cualquier etapa de la vida hay que procurar llevar una dieta equilibrada, pero si estás en edad fértil o embarazada es vital no descuidar tu alimentación, pues de ella dependerá en parte la salud de nuevo hijo. Así, tu plan de comidas debe incluir alimentos de todos los grupos básicos: lácteos, carnes, pescados, huevos, cereales y derivados, legumbres y tubérculos, frutas, verduras, hortalizas y aceites. Un feto se nutre con lo que una madre come, y puede sufrir si la madre come mal. Por otro lado, distribuirás tu alimentación en varias tomas: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

Consejos para cuidar tu salud y alimentación en el embarazo

-   Cuida tu salud y alimentación. En el primer trimestre se forman todos los órganos y sistemas principales del feto. En los seis restantes tu hijo se dedicará a crecer. En este tiempo su peso se multiplicará más de siete veces.

-   El ejercicio físico también ayuda al desarrollo óptimo del feto. Lo recomendable son unos 30 minutos diarios. Si no sueles practicar ningún deporte, proponte realizar algún ejercicio durantes 10 minutos, al menos en días alternos.

-   Evita fumar. Las fumadoras tienen bebés más pequeños que las no fumadoras. Procura también no estar en ambientes donde se fume, es igual o peor de perjudicial.

-   Si tu hijo pesó poco al nacer, llévalo al oftalmólogo alrededor de los 9 meses pues, según investigaciones recientes, del 15% al 20% de los niños nacidos con un Peso Bajo son miopes.

Marina Berrio

Te puede interesar:

- Alimentación en el embarazo

- Dieta inteligente en el embarazo

- La importancia del calcio en el embarazo

- Embarazos de riesgo por peso inadecuado

Para leer más