10 de febrero de 2015

Los mitos de la cesárea electiva

Los mitos de la cesárea electiva
THINKSTOCK

Programar una cesárea para dar a luz está de moda entre las famosas. Razones no médicas como cuestiones de agenda o caprichos estéticos son los argumentos que esgrimen estas mujeres para dar a luz mediante una operación, la cesárea, que como cualquier otra intervención quirúrgica realizada bajo anestesia entraña riesgos como hemorragias, infecciones, problemas respiratorios o reacciones a la medicación, además de mayores riesgos en futuros embarazos.

Sin embargo, la cesárea electiva permite programar el parto con antelación para una fecha e incluso para una hora determinada, aunque en la práctica no aporta ningún beneficio para la madre ni para el bebé, por lo que ya se habla de la cesárea innecesaria o "inne-cesárea".

Motivos para elegir la cesárea programada sin motivos médicos

Cada vez es más frecuente que las mujeres elijan una cesárea para dar a luz aún sin haber ningún motivo médico que justifique dicha intervención. Estos son algunos de los argumentos que utilizan para justificar esta decisión:

1.   La cesárea evita la episiotomía. Nacer mediante cesárea implica que la cicatriz se efectúe en la parte baja del abdomen y no en el periné a la madre.

Dado que el bebé no viene al mundo a través del canal del parto, la solución para evitar la episiotomía es cambiar la cicatriz de sitio. No obstante, en partos naturales donde se respetan los tiempos y la integridad de la madre, donde se favorecen las diferentes posturas para dar a luz, es posible dar a luz sin necesidad de puntos de sutura.
   
2.   La cesárea evita los dolores de las contracciones de parto. Debido a que la mujer no necesita ponerse de parto, no se inician las contracciones y antes de iniciar el proceso quirúrgico se administra anestesia epidural o general.
   
No obstante, en los partos vaginales también puede utilizarse anestesia epidural y la recuperación es bastante más rápida que cuando se practica una cesárea, ya que el parto está considerado como un proceso fisiológico y la cesárea es un proceso quirúrgico, que tiene posibles efectos secundarios como los dolores de la cicatriz al levantarse o los derivados de la anestesia como las migrañas.
  
3.  La cesárea no daña el suelo pélvico. Esto es debido a que no es necesario que se dilaten para que la cabeza del bebé se deslice por el canal de parto.
   
Sin embargo, la cesárea daña otros tejidos que se deben cortar antes de llegar al útero. Los genitales femeninos no se deforman por el estiramiento y el periné recupera su tono poco después de dar a luz. Algunos ejercicios ayudan a que todo vuelva a su lugar más rápido.

4.   La cesárea hace que el bebé nazca más guapo. La cesárea evita deformidades en la cabeza del bebé y éste nace con la cabeza más redondita.
   
Al pasar por el canal del parto, los bebés suelen presentar la cabeza algo apepinada. Esta deformación es natural y está prevista por la naturaleza, ya que el cráneo de los recién nacidos está sin soldar para poder ajustarse a la pelvis, sin dañar al bebe, por eso nace con el cráneo sin soldar, esa es su función, y tras el parto el cráneo sigue desarrollándose y adoptando una forma más redondeada.

Cesárea & parto: una elección personal

La OMS establece como normal una tasa de cesáreas del 10-15 por ciento con respecto al número total de partos. Sin embargo, según datos de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), en España uno de cada cuatro bebés nace mediante cesárea y la proporción es mayor en las clínicas privadas, donde la práctica de cesáreas llega al 36,8 por ciento, mientras que en las públicas la tasa asciende al 21,8 por ciento.

Sin embargo, lejos de cuestionarse la práctica de la cesárea, lo que se cuestiona es practicarla sin motivos médicos. Por ello, si no hay razones médicas que aconsejen lo contrario, es más beneficioso un parto vaginal, tanto para la madre como para su hijo.

Ventajas del parto vaginal para el bebé

1.   Refuerza su sistema inmunitario. El bebé se impregna de las bacterias de su progenitora, lo que refuerza su sistema inmunitario y le protege de alergias futuras.
2.   Mejora su oxigenación. Pasar por el canal del parto ejerce un efecto de estrujamiento de los pulmones que ayuda a los bebes a expulsar el liquido amniótico que han ingerido o aspirado. Precisamente uno de los mayores problemas de la cesárea y mas de la cesárea programada, porque no ha habido trabajo de parto, es que muchos bebes no expulsan adecuadamente ese líquido y presentan problemas respiratorios requiriéndose su ingreso en UCI.
3.   Le prepara para su llegada al mundo. Las hormonas que genera el bebé durante el trabajo de parto, como la adrenalina, entre otras, hacen que el recién nacido se mantenga en estado de alerta durante las primeras horas de vida, lo que le ayudará a generar calor y a iniciar la lactancia.

Ventajas del parto vaginal para la madre

1.   Implica tener un papel acivo en el nacimiento de su hijo.
2.   Su recuperación es más rápida, salvo complicaciones.
3.   Requiere un menor tiempo de hospitalización. Al cabo de 2 -3 días te dan el alta frente a los 5 - 7 días de la cesárea.
4.   Establecimiento inmediato del vínculo materno, lo que favorece el contacto piel con piel, la lactancia materna y la seguridad del recién nacido.

Marisol Nuevo

También te puede interesar:

La cesárea y los cuidados posteriores

Cómo evitar una cesárea innecesaria

Los mitos de la barriga de la embarazada

La preparación al parto, ¿es necesaria?

Parto, dónde dar a luz, ¿hospital público o clínica privada?

Respiraciones de parto

Para leer más