27 de noviembre de 2015

Depresión en el embarazo: combátela con ejercicio

Depresión en el embarazo: combátela con ejercicio
THINKSTOCK

La depresión es una de las patologías que más inquietudes despierta en nuestra sociedad, de ahí que los expertos alerten sobre la importancia de un diagnóstico precoz. Más de 200 profesionales internacionales se han dado cita en la 42º Edición del Symposium Internacional de Salud de la Mujer de la fundación Dexeus para tratar el tema de la depresión en el embarazo.

La fundación Dexeus, que se encarga fundamentalmente de la difusión de distintos estudios relacionados con la obstetricia, la ginecología y la medicina de reproducción, en relación al encuentro sobre Medicina Maternofetal 2.0.ha estudiado la relación de la depresión antes, durante o después del embarazo con la salud del niño.

La doctora Gracia Lasheras,  jefa del servicio de Psiquiatría y Psicología del Hospital Universitario Quirón Dexeus, explica que una depresión "puede traer consecuencias negativas tanto para la madre como para el feto" independientemente de cuando se produzca. Una de esas dificultades derivadas puede ser el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, más conocido como TDAH, que es un trastorno crónico de carácter neurobiológico que exige tratamiento.

Cómo prevenir la depresión en el embarazo

Por un lado, es importante contar con un médico o especialista que, en palabras de Lasheras, "debe estar correctamente formado y actualizado para detectar las señales de alarma y realizar a las pacientes las pruebas necesarias". Pero por otro lado, también resulta imprescindible el papel que desempeñe la futura mamá. ¿Qué puede hacer ella para reducir (e incluso evitar) las consecuencias negativas de la depresión o la ansiedad derivadas del embarazo? La respuesta es bien sencilla: ¡suficiente ejercicio físico!

Está claro que, durante la gestación, las rutinas de la mujer cambian. Sus hábitos alimenticios se modifican en función de las pautas que el obstetra o el ginecólogo le va dando y a esto hay que sumar que el cuerpo experimenta muchas sensaciones nuevas que son las responsables de la fatiga, el cansancio y de los famosos antojos. Pero, como en otras muchas situaciones, todo resulta más llevadero si conocemos las necesidades de nuestro cuerpo. Por eso, en esta 42º edición se ha introducido una nueva sección destinada al abordaje de la importancia del bienestar de la embarazada. Los protagonistas han sido la actividad física y la nutrición.

¡Una ración de endorfinas contra la depresión!

Cuando hacemos deporte nuestro cuerpo genera endorfinas, las conocidas como "hormonas de la felicidad", por eso prevenir con ejercicio la depresión y la ansiedad parece la vía más efectiva. Es cierto que no se puede seguir con el ritmo que se llevaba antes del embarazo, pero algunas prácticas como el Pilates, realizadas con moderación pueden ser de gran ayuda, sin olvidar los ejercicios de Kegel para reforzar el suelo pélvico y evitar una futura incontinencia urinaria.

El deporte mantiene la glucosa a raya y la depresión desaparece

Pero con el ejercicio físico no solo ponemos freno a patologías como la depresión. La diabetes gestacional es uno de los tipos de diabetes más comunes actualmente. Esta tiene que ver con los niveles de azúcar en sangre de la gestante, algo que, al mismo tiempo, está relacionado con el ejercicio físico. Tanto es así que hay muchos estudios que demuestran que el impacto de la diabetes gestacional (si se da) es menor gracias a la práctica de deporte porque cuanto más deporte hacemos menos insulina necesitamos.

La insulina es la que regula la glucosa, que se produce en el interior de nuestro organismo por la ingesta de carbohidratos. ¿Cómo la regula? Manda un mensaje a nuestras células para que absorban el exceso de glucosa de nuestra sangre y la conviertan en energía. Las células que más trabajan en este proceso son las musculares. Pero si no hacemos suficiente ejercicio estas estarán llenas de grasa. Tenemos que quemarla para dejar espacio a la glucosa. Es así como nos mantenemos en forma, nos sentimos mejor y prevenimos la diabetes.

Haciendo deporte funcionan nuestras células y nos sentimos más a gusto con nosotros mismos. Si a esto añadimos que quemamos calorías y generamos endorfinas concluimos que el deporte es la mejor medida preventiva. Si estás embarazada,  deberás tener en cuenta consejos como los de Marta Puigdomènech, que desde MAMfit advierte de que "la actividad física debe estar siempre adaptada a cada mujer y se deben combinar ejercicios de fuerza con trabajo cardiovascular siempre que se trate de deportes sin impacto como caminar".

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

La depresión materna y sus efectos en el embarazo

- Efectos de la depresión materna en el bebé

- La tristeza posparto

- Depresión posparto, qué es y cómo se trata

- La doula disminuye el riesgo de depresión posparto