19 de diciembre de 2018

Menús navideños para embarazadas, ¿qué se recomienda comer?

Menús navideños para embarazadas, ¿qué se recomienda comer?
ISTOCK

La Navidad es época de comidas en familia, y algún que otro desfase alimenticio. Sin embargo, el embarazo no entiende de fechas especiales. El cuidado de la vida que crece dentro del vientre de la madre debe extenderse a cualquier época del año. Por ello no es de extrañar que muchas madres gestantes se pregunten qué alimentos deben poner en la mesa durante este periodo.

Desde el Hospital Sant Joan de Déu en Barcelona recuerdan que existe una gran gama de productos que las embarazadas pueden comer. No obstante, también recomiendan evitar otros tantos alimentos en los menús que componen las comidas navideñas. Una forma de asegurarse que la gestación se sigue desarrollando de forma adecuada y que la madre pueda disfrutar junto a los suyos.

Alimentos a evitar

Como se ha dicho, no existe una lista de artículos que se recomienden comer, sino más bien de alimentos a evitar. Entre los más destacados de estas fechas para las embarazadas:

- Carne cruda o poco hecha.

- Pescados o marisco crudo o poco hecho.

- Pescados con altos niveles de mercurio.

- Ahumados.

- Carpaccios.

- Embutido.

- Quesos no pasteurizados.

- Patés.

- Alcohol.

- Café, té y refrescos azucarados.

Por lo general, los profesionales de este hospital recomiendan evitar los alimentos crudos en su totalidad ya que pueden ser una fuente de toxoplasmosis y anisakis. Por otra parte, el consumo de dulces y postres debe ser lo más mínimo posible, hay que tomarlos de forma ocasional y en pequeñas porciones, y vigilar mucho con los platos copiosos y ricos en grasas.

Cuidado de la embarazada en Navidad

Junto con la alimentación, también hay que tener en cuenta otra serie de factores a la hora de asegurar el cuidado de la mujer embarazada durante la Navidad. Uno de ellos debe ser el evitar su exposición a los humos del tabaco. En las cenas tan típicas en estas fechas, muchas personas se encienden un cigarrillo tras las comidas, evitar que les alcance emisiones de los mismos es primordial.

También hay que tener en cuenta las aglomeraciones que se forman en Navidad. Si se opta por dar un paseo por el centro de la ciudad, hay que tener en cuenta que tanto ruido y aglutinación de personas pueden terminar por generar estrés en la embarazada. Si esto sucede lo mejor es retirarse a un lugar más tranquilo. De igual manera también hay que prevenir los nervios propios de las visitas y las ganas de quedar bien frente a amigos y familiares.

De esta forma, dormir bien y evitar el estrés, poniendo por delante a la madre antes que a las visitas es lo fundamental. Otro consejo es que la mujer embarazada use ropas cómodas. En las cenas de estas fechas siempre se persigue una mayor elegancia, pero hay que apostar por el bienestar de la gestante antes que por la imagen exterior de la misma.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Embarazo semana a semana

- Primer trimestre del embarazo

- Segundo trimestre del embarazo

- Tercer trimestre del embarazo

Para leer más