4 de mayo de 2019

La importancia de cuidar la salud mental de la madre en el embarazo

La importancia de cuidar la salud mental de la madre en el embarazo
ISTOCK - ARCHIVO

Es consabido que el cuidado de la salud es algo que debe asegurarse día tras día. Sin embargo, en muchas ocasiones estas precauciones se toman en el terreno físico, olvidando que también hay que velar por el bienestar mental. En especial en situaciones tan delicadas como un embarazo, una etapa de transición en la que la que toca buscar lo mejor para la futura mamá.

Un esfuerzo que también debe hacerse a la hora de cuidar la salud mental de la madre. Por ello, desde la Asociación Marcé Española se brindan varios consejos con el fin de asegurar a la mujer un bienestar en este espectro durante el embarazo. Tips que conviene no olvidar mientras dure la gestación.

La importancia de la salud mental

Hay mucho prejuicio a la hora de hablar de salud mental. Muchas personas al oír hablar de este asunto piensan en algún trastorno grave que merece la intervención psiquiátrica. Sin embargo, tratar este asunto supone hablar de temas tan comunes como puede ser el estrés y la ansiedad que genera en una mujer pensar que no va a estar a la altura del cuidado de su hijo.

Tal y como indica la Asociación Marcé Española la salud mental de las madres es necesaria para el desarrollo y crecimiento de los hijos. Muchas mujeres sufren y experimentan emociones negativas frente a los numerosos cambios vitales del embarazo y el posparto. El 25% de las embarazadas experimenta algún tipo de malestar psíquico significativo.

El estrés y la enfermedad mental materna pueden afectar directamente al feto y al recién nacido con impacto sobre su desarrollo físico, cognitivo y emocional que puede perdurar en el tiempo. La atención y los cuidados hacia la salud mental de la madre proporcionan el apoyo necesario para que las mujeres puedan ampliar sus recursos y capacidades personales, adaptarse mejor a estos desafíos, vincularse afectivamente con su bebé, alimentarlo y cuidarlo. Por eso, cuidar la salud mental de las madres supone mejorar la salud de la sociedad actual y futura.

Cómo cuidar la salud mental

Desde el Instituto Europeo de Salud Perinatal se ofrecen los siguientes consejos para cuidar la salud mental de la embarazada:

-Es fundamental que la atención sanitaria se "humanice", que sea empática y contenedora, que tenga en cuenta no sólo al soma de la mujer gestante sino también a su subjetividad, a su historia, a sus emociones. Son pocos los profesionales que preguntan a las mujeres cómo se sienten a nivel emocional, cómo es su vida cotidiana, cómo es la relación de pareja (en caso de que la hubiera), si están disfrutando del embarazo, si tienen miedos, dudas, si cuentan con redes de contención/apoyo.

-Hacer breves preguntas para que la embarazada pueda compartir sus visiones y desahogarse de todo aquello que le preocupa-

-Promover el apoyo comunitario y favorecer el contacto con otras mujeres en talleres de preparación para la maternidad, nada ayuda más que relacionarse con personas en situaciones parecidas con las que compartir dudas e inquietudes.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La tristeza posparto

- Tomar la placenta no protege de la depresión postparto

- Efectos de la depresión materna en el bebé

- La doula disminuye el riesgo de depresión posparto

Para leer más