Embarazo y gripe, consejos de los pediatras para evitar problemas mayores

Embarazo y gripe, consejos de los pediatras para evitar problemas mayores
15 de noviembre de 2018 ISTOCK

La llegada del mal tiempo también supone el regreso de uno de los virus más típicos del invierno. La gripe se convierte en un indeseado compañero para toda la familia. Si bien este problema de salud está más que controlado en la actualidad, en los grupos de riesgo puede hacer que estas personas lo pasen realmente mal.

Bebés, niños de poca edad, ancianos y embarazadas representan estos grupos de riesgo. En el caso de las madres gestantes hay que recordar el peligro que existe para el feto ante cualquier malestar en el cuerpo de su madre. Por este motivo, desde la Asociación Española de Pediatría, AEP, brindan varios consejos para evitar que la presencia del virus de la gripe en la casa sea todavía más grave.

La gripe en el embarazo

Tal y como indican desde AEP hay determinadas personas que, por su edad, situación, enfermedad o tratamiento, son más propensas a sufrir complicaciones de la gripe, algunas de ellas muy graves. En este grupo están las embarazadas. Se sabe que la gestación, en sí, es un periodo en el que el padecimiento de la gripe puede dar lugar a más complicaciones en mujeres, por lo demás, sanas.

La complicación más frecuente es la neumonía. Por ello AEP recomienda la protección de la madre en un momento de especial riesgo, la vacunación durante el embarazo. Este inyectable refuerza las defensas al futuro recién nacido, pues su madre le transmitirá los anticuerpos que fabrique como consecuencia de su vacunación y le proporcionará una barrera de protección contra la gripe durante los primeros meses de vida.

Además, al resultar menos probable que la madre pase la enfermedad esa temporada gripal, también se evitará que ella sea la fuente de contagio para su hijo tras el parto. La vacuna inyectable de la gripe ha demostrado ser segura para la futura madre y también para el feto. La única contradicción para las personas con alergia grave (anafilaxia) al huevo.

Efectos secundarios de la vacuna

Los efectos secundarios son los habituales de otras vacunas inyectables, fundamentalmente locales (dolor y enrojecimiento en el sitio de la inyección) o generales leves (fiebre, malestar*). Son excepcionales otro tipo de reacciones. En cuanto al mejor momento para suministrarla, puede administrarse en todo momento de la gestación, incluido el primer trimestre del embarazo, una vez que comience la campaña anual de vacunación.

Cualquier vacuna antigripal inyectable puede utilizarse para vacunar a las embarazadas, pero deben evitarse las nuevas que se administran como espray por la nariz (intranasales), pues estas contienen virus vivos debilitados. No hay ningún problema para administrarse al mismo tiempo que otras vacunas, pero eligiendo lugares distintos para aplicar la inyección.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La gripe, todo lo que debemos saber

- Cómo evitar confundir la gripe con el resfriado

- La vacuna de la gripe, ¿quién debe vacunarse?

- 8 remedios naturales para combatir los síntomas del resfriado

Contador