Diferencias entre el primer y segundo embarazo, todas tus dudas resueltas

Diferencias entre el primer y segundo embarazo, todas tus dudas resueltas
3 de noviembre de 2018 ISTOCK

Traer un hijo a este mundo es un proceso bonito a la par que intrigante. No son pocas las preguntas que se hace una pareja a la hora de tomar esta decisión. Se podría pensar que estas dudas finalizan con la llegada del primer pequeño, sin embargo repetir esta experiencia puede traer nuevas cuestiones que precisan de contestación.

Desde cuánto tiempo hay que esperar entre un embarazo y otro hasta si los cuidados son los mismos en uno que en otro. Para todas aquellas parejas que tengan en la cabeza todas estas dudas, el equipo de profesionales de Doppli, traen las respuestas necesarias para que esta etapa en la vida de los padres sea llevada de la mejor forma posible.

Del primer al segundo embarazo

¿Hay un tiempo de recuperación entre un embarazo y otro? La respuesta es sí, y este periodo es de 18 meses. Los especialistas cifran en un año y medio el transcurso que debe asegurarse para que la madre pueda estar en condiciones óptimas para afrontar una nueva gestación.

En el caso de que el parto se haya realizado por cesárea, el tiempo de recuperación debe ser de dos años para evitar lesiones en el útero de la madre y para que este entorno sea totalmente seguro para el bebe que se gesta en el vientre. Por otro lado, los padres deben saber que un segundo embarazo también tiene ventajas.

Un buen ejemplo es saber reconocer posibles problemas para acudir al especialista y que sea atendido antes de que empeore. Incluso, muchas dudas desaparecen al reconocer los mismos síntomas que en el pasado. Sin embargo no hay que olvidar que cada gestación es un mundo y ante cualquier malestar, hay que consultar al ginecólogo para poder asegurar un completo bienestar tanto para la madre como para el bebé que está en camino.

Reparto de tareas

Otro punto que debe dejarse claro antes del segundo embarazo es el reparto de tareas entre el padre y la madre. Durante la gestación el hombre tiene que aceptar que el cuidado del primer hijo recaerá sobre él en mayor medida, en especial durante los últimos meses de gestación. La mujer estará más cansada y no podrá realizar una supervisión completa.

Un reparto de tareas que debe continuar durante el postparto. Aunque es verdad que tras un primer embarazo los cuidados posteriores a dar a luz se conocen, no hay que olvidarse que estos días y semanas deben ser de recuperación para la madre. Por ello deben ponerse en marcha, en cuanto antes, los preparativos para adaptar la casa a las necesidades de esta situación.

Por último, los padres deben estar preparado para la envidia del primer hijo. Antes de que el hermanito llegue a casa, hay que hacerle saber al mayor que un nuevo miembro se añadirá a la familia y que precisará de mayores cuidados al ser más pequeño. Hay que animarlo a aportar su granito de arena y conseguir que todo marche de forma correcta.

Damián Montero

Te puede interesar:

La preparación al parto, ¿es necesaria?

Parto, dónde dar a luz, ¿hospital público o clínica privada?

Respiraciones de parto

La cesárea y los cuidados posteriores

Cómo evitar una cesárea innecesaria

Contador