4 de noviembre de 2016

Los beneficios de la estimulación prenatal

Los beneficios de la estimulación prenatal
ISTOCK

Estás embarazada y hablas a tu bebé. Sientes que ya está contigo desde el mismo momento en el que lo concibes y que vive todo a tu lado. ¿Estás loca? Para nada. De hecho, cada vez más expertos hablan de la estimulación prenatal: la fórmula para estimular el aprendizaje y la autoestima del feto aún cuando todavía no ha nacido. Te lo contamos todo sobre esta técnica.

La Asociación Española de Psicología Clínica Cognitivo Conductual (Aepccc) define la estimulación prenatal como el proceso que promueve el aprendizaje del feto, "optimizando y potenciando su desarrollo físico, sensorial, afectivo y social, a través de diferentes estímulos como el sonido, el movimiento, la presión, las vibraciones y la luz". Esto se produce, por supuesto, "en el contexto de una comunicación afectuosa y constante entre los padres y el bebé aún por nacer".

La estimulación prenatal y sus beneficios

Estos expertos describen así los beneficios de la estimulación prenatal:

- Mayor desarrollo en el área visual, auditiva, lingüística y desarrollo motor, optimizando el desarrollo de los sentidos, que son la base para el aprendizaje, al estar más alertas.

- Los bebés que han sido estimulados prenatalmente son capaces de concentrar su atención por más tiempo. Captan, procesan y aprenden más rápidamente, presentando CI superiores.

- Desarrolla la comunicación, la coordinación visomotora, la memoria, el razonamiento, la música y creatividad del niño.

- Promueve la salud física y mental del pequeño.

- Desarrolla el vínculo afectivo y la inteligencia social en el bebé.

- Los bebés que han vivido la estimulación prenatal duermen mejor, fortaleciendo el sistema inmune y se calman con mayor facilidad al oír las voces y la música que escuchaban mientras estaban en el útero.

- Estos pequeños nacen más relajados, lloran menos. Nacen con las manos y ojos abiertos. Son más curiosos y activos.

- También tiene beneficios en la lactancia materna: succionan mejor durante el amamantamiento.

- Mayor adaptación a su medio ambiente al momento de nacer y durante sus primeros 45 díasCómo debe ser la estimulación prenatalExisten diferentes tipos de estimulaciones prenatales: auditiva, táctil, visual, motora y de relajación. Todas ellas tienen ciertas características en común sobre cómo deben de ser los estímulos. Así lo explican estos psicólogos:-El estímulo tiene que ser sencillo: un solo instrumento (no una orquesta), por ejemplo.

- Se tiene que presentar de forma organizada, en un contexto coherente y repetitivo (utilizar las mismas canciones, instrumentos y melodías para lograr la atención del niño por nacer y desarrollar su memoria y capacidad de aprendizaje).

- Debe ser constante, como el latido del corazón de la madre, sin cambios bruscos de timbre, ritmo, volumen o número de decibelios.

- A partir de las 8 de la tarde, se produce mayor actividad y receptividad en el bebé, por ello es importante asegurarse de que esté despierto antes de iniciar una sesión de estimulación.

- Tener en cuenta variables moduladoras: frecuencia, intensidad, la fecha de comienzo, los momentos más apropiados para su administración, tipo de estimulación y su calidad, para que sea adecuada al nivel de desarrollo del no nacido y pueda ser asimilada, sin sobresaltarle y sin alterar su bienestar.

- Las técnicas deben aplicarse dos o tres veces por semana como mínimo.

- El bebé capta las emociones maternas, por tanto hay que rodearse de emociones positivas y huir de las negativas.

-Propiciar y disfrutar de la participación del padre y demás miembros de la familia para estrechar vínculos afectivos.

 

Técnicas de estimulación prenatal

1. Estimulación auditiva: Hablar con el bebé. Conversar con él, Llamarle por su nombre. Si la madre está enojada, explicarle el motivo, manifestarle lo feliz que está por su venida, decirle que se le quiere. Narrarle cuentos, recitarle poesías; escuchar música suave, etc.

2. Técnica táctil: Acariciar el vientre con suaves caricias o pequeños golpecitos al ritmo de la música. Realizar palpaciones con diferentes presiones, intensidades y vibraciones, realizar movimientos circulares. Aprovechar la ducha para dejar caer agua sobre el abdomen.

3. Técnica visual: En una habitación bien iluminada, la madre se descubre el vientre y enciende la luz durante 30 segundos, diciendo "luz, luz luz" y luego la apaga, diciendo "oscuridad, oscuridad, oscuridad" 4.- Técnica motora: Gimnasia para embarazadas con ejercicios dirigidos, bailar al ritmo de la música o danza del vientre.

4. Técnicas de relajación: Ejercicios de respiración profunda y de relajación muscular. Pasear al aire libre, alternando con respiraciones profundas o danzas suaves con la pareja.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Aprender a escuchar: 8 ejercicios para niñso de 3 a 8 años

- Estimulación auditiva en bebés

- La música en los niños mejora el oído

- Aprende a concentrarte: cómo lograr prestar más atención

- La otitis infantil, el dolor de oídos

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.