15 de marzo de 2013

Qué te gustaría ser de mayor

Qué te gustaría ser de mayor
THINKSTOCK

Una de las decisiones que más repercusión puede tener en la vida de una persona es la de elegir el futuro profesional, de ahí la preocupación de los padres por estar presentes en este gran paso de sus hijos. El mercado laboral es más competitivo que antes ya que cada nueva generación está más preparada que la anterior.

Las claves del éxito son muchas, pero de cara al futuro profesional, es importante tener en cuenta dos aspectos: tener libertad para decidir y elegir la mejor opción.

Libertad para decidir: los padres y las decisiones de los hijos

La formación profesional es algo importante y complicado. Las personas se preparan en un campo concreto para dedicarse a él el resto de su vida, por ello es muy importante elegir bien y libremente atendiendo a los gustos y preferencias.

Los factores que pueden influir en la decisión de los niños sobre su futuro profesional aparecen muy temprano, por ejemplo elegir  las actividades extraescolares. Los padres pueden apuntar a sus hijos bien atendiendo a sus gustos o bien según lo que ellos crean que les va a venir mejor.

En muchas ocasiones, es este segundo aspecto el que prima más, y los niños se dedican a una actividad extraescolar que realmente no les gusta. Hay ocasiones en las que los niños no piden apuntarse a ninguna tarea y sus padres los apuntan. Otras veces se dedican a algo que es un sueño frustrado para sus padres, de manera que surge en ellos la responsabilidad de continuar con dicha actividad por temor a decepcionarles.

Situaciones como estas pueden ser determinantes a la hora de elegir el futuro profesional, por ello es necesario que el niño escoja libremente en qué quiere dedicar su tiempo por las tardes, o que los padres estén pendientes de si dicha actividad le gusta realmente o no. Esto debe ser así ya que cuando llegue la hora de elegir que quieren estudiar, tendrán en cuenta otros aspectos antes que sus gustos o preferencias, que al fin y al cabo, es lo más importante.

Elegir de mayores: escoger la mejor opción

Los niños crecen, terminan el colegio, el instituto, la selectividad y llega la hora de escoger la carrera universitaria. Muchos la escogen en función de lo que se les da bien. Hay estudiantes que se decantan más por los números y las ciencias, otros son más de letras y de libros. Otro criterio para escoger son las salidas profesionales o el prestigio de la universidad. Y otros escogen directamente eligen lo que les gusta.

Es muy habitual que los padres intenten convencer a sus hijos de lo que a sus ojos es lo más conveniente. Esto es normal, pues los padres se preocupan y quieren lo mejor para ellos. No es del todo erróneo que los padres les ayuden a decidir sobre su futuro pero hay que tener en cuenta primero cuáles son sus preferencias y sus gustos.

Este es sin duda el mejor criterio para elegir. Está comprobado que la clave del éxito depende de que a la persona le guste lo que hace, porque cuando es así, lo disfruta y lo transmite, hace las cosas con ganas y motivación y son estos aspectos los que convierten una actividad laboral en exitosa.

Ana Vázquez Recio