22 de diciembre de 2015

Los niños sí saben que las mascotas no son juguetes

Los niños sí saben que las mascotas no son juguetes
PIXABAY
correo

Llegan las navidades y la gran mayoría de los niños tiene claro el regalo que desean: una mascota. Ya sean perros, conejos o hamsters, los pequeños aman a los animalitos y los desean por Navidad. Eso sí, es importante que sepan que no son juguetes que puedan olvidar a los pocos días: requieren una responsabilidad. Al respecto, un estudio acaba de revelar que el 98 por ciento de los niños asegura tener claro que los animales no son juguetes.

'Juntos Crecemos Mejor 2015' es el nombre del estudio desarrollado por la Cátedra Fundación Affinity, una investigación que también revela algo que ya contábamos antes: la mitad de los niños españoles revela haber pedido un perro o un gato a los Reyes Magos o Papá Noel.

El vínculo con los animales de compañía

Los animales de compañía han demostrado en muchas ocasiones que hacen mejores a las personas en distintos aspectos. En este sentido, el II Análisis Científico de la Fundación Affinity sobre el vínculo entre personas y animales de compañía asegura que un 60% de los niños asocian al perro o gato con un 'compañero de actividades y juegos'.

Es más, ocho de cada diez menores de entre nueve y doce años prefieren jugar con su gato o su perro antes que con videojuegos. En este sentido, los diversos estudios de Affinity han demostrado que para la mitad de los niños los animales son, después de sus padres, su principal fuente de apoyo emocional.

De este análisis destaca, además, la percepción que los niños tienen de su relación con la mascota: lejos de quererlos como meros juguetes, el primer concepto que asocia la mayoría de los pequeños con sus mascotas es el de 'cuidar', seguido por 'jugar' y 'alimentar'.

Reflexión antes de comprar un animal

En esta línea y coincidiendo con la búsqueda de regalos por Navidad, la Fundación Affinity recomienda a los padres que lleven a cabo un proceso de reflexión antes de incluir una mascota en la unidad familiar. El objetivo es garantizar el bienestar de los animales y reducir el abandono de perros y gatos que se produce meses después de estas fechas.

Es importante, tal y como recuerda la entidad, que la elección de este 'regalo' no sea fruto del impulso y que la toma de la decisión involucre a todas las personas que convivirán con el animal. La directora de Fundación Affinity, Isabel Buil, insiste en que no se puede tomar la decisión "únicamente" porque los niños pongan en la carta a los Reyes Magos que quieren un perro.

No hay que olvidar el compromiso que han de tener las familias a la hora de tener un perro o gato, ya que la convivencia con un animal es duradera. "Antes de tomar la decisión, debemos analizar nuestros hábitos de vida, nuestras costumbres y saber cómo vamos a integrar a este animal de compañía en nuestra vida cotidiana", ha señalado Buil.

Las necesidades de los animales

Antes de hacerte con un animal debes saber bien qué necesidades y cuidados requiere, para así actuar en consecuencia. Es importante que la familia asuma las obligaciones que se van a adquirir con la incorporación de la mascota.

El objetivo de todo esto es evitar más abandono de perros y gatos, una realidad que ha constatado también esta fundación en un estudio al respecto, en el que observó que un tercio de los perros que hoy en día viven en un centro de acogida llegaron a su casa en forma de regalo.

"Sería ideal que los padres trasladaran el mensaje a sus hijos de que incorporar un animal al entorno familiar merece una reflexión por parte de todos y que no deberíamos dejarlo en manos de la bondad de los Reyes Magos", concluye Isabel Buil.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Los niños se sienten mejor con animales cerca

- Mascotas según la edad de los niños

- Los niños confían más en sus mascotas que en sus hermanos