2 de diciembre de 2014

Exámenes, consejos para la noche anterior

  • Exámenes, consejos para la noche anterior
THINKSTOCK

La noche anterior al examen es un momento en el que los estudiantes suelen acumular varios errores que incrementan su nivel de ansiedad y una deficiente consolidación en la memoria a largo plazo de lo estudiado. A los alumnos que han seguido un plan de estudio para los exámenes, los consejos para la noche anterior pasan por adoptar una conducta relajada; aunque los que todavía no han logrado aprender todos los temas quizá hayan de seguir estudiando hasta el último momento.

Actitudes recomendables para la noche anterior al examen

Si quieres sobrevivir a los exámenes es fundamental que reduzcas tu nivel de ansiedad con estas recomendaciones:

1.   Se recomienda dejar de estudiar en torno a las diez y, después, realizar alguna actividad que contribuya a relajar el ánimo. Escuchar algo de música, ver un rato la televisión, charlar con amigos y familiares, darse una ducha templada, etc., son actividades que relajan al estudiante y le disponen para el sueño.

2.   Antes de acostarse, hay que hacer memoria de todos los útiles y utensilios que se necesitarán en el examen y reunirlos para que a la mañana siguiente, con las prisas y el nerviosismo, no se olvide ninguno: regla, lápices, gomas, bolígrafos, calculadores, "teepex", diccionarios, etc. No es raro encontrarse durante un examen con alumnos que olvidaron el bolígrafo o que lo llevan gastado o han olvidado la calculadora en un examen de matemáticas.

Examen, consejos para la noche anterior

3.   Evita leer algo la noche anterior al examen, aunque sea el periódico, o estudiar otra asignatura. Cualquier tipo de información que entre en la mente producirá interferencias con el material del examen memorizado.

4.   Una vez acostado, hemos de procura no pensar en el examen. Lo recomendable sería intentar dormir en torno a ocho horas con el fin de que, al levantarnos a la mañana siguiente, nos sintamos relajados, pletóricos de energías, frescos y con ganas de acometer las tareas que se avecinan.

Consejos de última hora para los exámenes

-   Mientras estudias, anota las dudas que surjan y trata de resolverlas cuanto antes.

-   Aunque el estudio y el repaso es algo personal, un buen complemento es reunirse alguna vez con los compañeros de curso para repasar, preguntarse y aclarar dudas en equipo. En ese afán de aclararse y por aclarar a los demás las dudas, se consigue mayor atención e interés, se fijan mejor los contenidos más difíciles y se reduce la ansiedad ante los exámenes.

-  Hazte preguntas sobre los temas estudiados. Trata de redactar las posibles preguntas por escrito ayuda a detectar los fallos y las lagunas.

-   Conviene tener prefijado un tiempo diario de repaso de la materia para evitar nerviosismo y desasosiegos de última hora.

-   Es aconsejable estudiar sin música.

-  Ten los apuntes en cuadros sinópticos y esquemas: este método permite al estudiante estructurar la información y aprender lo que está estudiando. Es una manera sencilla de estudiar sin darse cuenta.

-  Al repasar una lección primero se deben recordar las ideas principales sin consultar las notas. Luego, para comprobar si se recuerdan adecuadamente, se acude a los esquemas.

-  Duerme lo suficiente para estar descansado el día del examen.

-  Haz ejercicio: no debes descuidar la actividad física: el ejercicio, el deporte, permiten reducir la tensión y la ansiedad.

Marísol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- Aprobar un examen: cómo prepararlo

- Guía para sobrevivir a los exámenes

- Cómo superar la ansiedad en los exámenes

- Para aprobar, hay que dormir

- 6 técnicas de estudio claves para aprobar los exámenes