12 de junio de 2015

Evita que los niños vean la televisión antes de ir al colegio

Evita que los niños vean la televisión antes de ir al colegio
THINKSTOCK

¿Tus hijos se levantan por las mañanas y lo primero que hacen es poner la televisión o acudir a sus teléfonos móviles a leer sus mensajes atrasados? Si es así, lo están haciendo mal. Una experta recomienda prohibir a los niños usar pantallas por las mañanas antes de ir al colegio, pues asegura que empeoran su concentración.

La psicóloga clínica británica Linda Blair defiende que los padres deben evitar que sus hijos usen los smartphones o vean la televisión desde que se levantan, pues estos instrumentos empeoran su concentración.

Según defendió en una charla recogida por la cadena británica BBC, incluso los profesores deberían enviar menos deberes que necesiten el uso de ordenadores, y el motivo que da es el mismo: las pantallas desconcentran a los niños, por lo que mandarles deberes que requieren ordenadores les acaba cansando más.

Los efectos de las pantallas en los niños

Esta experta en psicología asegura que los ordenadores y el resto de pantallas emiten una especie de luz azul que reduce los niveles de melatonina en las personas, una sustancia que produce el cuerpo y que ayuda a descansar mientras se duerme. Asimismo, asegura que la luz de las pantallas aumenta los niveles de cortisol, una hormona que hace más difícil la concentración.

Por este motivo, la primera medida propuesta por Blair es que sean los padres los que den ejemplo y reduzcan también el tiempo que dedican a los ordenadores, smartphones y la televisión.

Prohibición de uso de dispositivos

La psicóloga, que confesó enfadarse porque muchos colegios están apostando por los deberes a través de dispositivos tecnológicos, aseguró desear que no lo hicieran así. A este respecto, reconoció que quizá la medida de limitar el uso de smartphones "no será muy popular", pero defendió que esto beneficiaría a los hijos.

"Animo a la gente a probar durante un par de días", insistió Blair, quien puso especial énfasis en que las familias deben establecer algún momento del día para estar en familia y olvidarse de esta clase de dispositivos.

Las cenas, según esta experta, son el momento perfecto: la ocasión para hablar unos con otros sobre cómo ha ido el día, cómo están todos y, por supuesto, tener el móvil lejos de la mesa y sin sonido. ¡Es el tiempo de la familia!

Es de suponer que, si hay adolescentes en casa, se quejarán si no pueden usar su teléfono móvil mientras cenan o comen, pero, tal y como asegura esta psicóloga, "después lo agradecerán".

La última recomendación de Blair durante su charla es clara: los padres deben poner límites a los hijos, especialmente en el uso de dispositivos móviles: "los niños tienen que aprender a usar estos aparatos y controlarlos", sentenció, animando a los padres a ser severos en estos aspectos para lograr un fin mayor que, según defiende, los hijos agradecerán a largo plazo.

Angela Bonachera

Te puede interesar:

- La concentración y atención de los niños

- Smartphone, cómo educar para un uso responsable

- Smartphone y niños, ¿a partir de qué edad?

- Cómo enseñar a ver la televisión a los niños

- Aumenta el insomnio tecnológico entre adolescentes

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.