5 de marzo de 2014

Cómo contar cuentos a los niños

Cómo contar cuentos a los niños
IMG IMAGE

Los cuentos que nos han llegado gracias a abuelas, bisabuelas, mamás y papás... no son los únicos que podemos contar a nuestros hijos: el universal arte de cómo contar cuentos a los niños engloba también el no menos meritorio talento de inventarlos o reformarlos a nuestro-su gusto para fomentar la creatividad y desarrollarla a medida que vamos tirando del hilo.

¿Cómo contar cuentos a los niños de todas las edades?

"Érase una vez..." ¿Quién no recurre todavía a esta curiosa fórmula con la que empiezan todos los cuentos? La escuchamos infinidad de veces en nuestra más tierna niñez, y aún hoy encontramos un cierto placer en repetirla cuando nuestros hijos -siguiendo una de las más ancestrales costumbres humanas- nos requieren y exigen: "¡Anda! ¡Cuéntame un cuento!". Los cuentos estimulan nuestra capacidad de autosugestión.

Caperucita, Blancanieves, Hansel y Grettel... son cuentos que surgen entonces de nuestra memoria, junto a un sinfín de siempre eternos relatos que continúan vivos gracias a la más pura tradición oral. Pero, cómo contar cuentos a los niños con arte, con gracia, y por qué no, con magia. 

Trucos para contar cuentos a los niños

Para contar bien un cuento, ¡hay que vivirlo! Contar un cuento no ha de ser necesariamente una tarea voluntariosa y forzada. Adentrándonos en el mundo de nuestros hijos será fácil dejar volar nuestra imaginación y, mientras más vivamos nosotros la aventura de crearlo, más disfrutarán ellos con el relato. 

- Gesticulad mucho: abrid la boca como si fuera la del lobo, andad pesadamente como el oso, encogeos cuando representéis a una Caperucita asustada... ellos reirán y vosotros acabaréis creyéndolo.
- Si os "atascáis" en una escena, pedid ayuda a los chavales mayorcitos. Las ideas pueden ser de antología.
- Animad a los niños a representar el cuento conforme se lo contáis, a cantar cuando venga "al cuento", a esconderse tras la cortina cuando relatéis la aparición de la bruja, etc.
- Acostumbraos a inventar cuentos "a dúo", alternando. Esto hará el cuento aún más interesante para el niño, y le estimulará a intervenir también en el proceso.
- No dejéis los cuentos como una actividad secundaria. Son muy importantes para vuestros hijos, para su educación y desarrollo. Además de la hora de dormir, los viajes largos en coche y las tareas caseras más tediosas -plancha, limpiar macetas- pueden ser estupendas oportunidades.

Teresa Pereda

Te puede interesar:

- Consejos para contar cuentos que cuentan

- 8 claves para disfrutar de los cuentos en familia

- 12 consejos para adquirir gusto y hábito por la lectura

Fábulas para niños, el aprendizaje a través de los cuentos

Hacer Familia recomienda: