18 de agosto de 2016

Cómo ayudar a tu hijo a sacar buenas notas este curso

Cómo ayudar a tu hijo a sacar buenas notas este curso
ISTOCK

Quizás tu hijo esté ahora estudiando para recuperar en septiembre esas asignaturas suspensas. El que le repitas continuamente "ponte a estudiar", es poco. Tenéis que pensar sobre otras circunstancias que le pueden afectar.

Una vez que apruebe estas asignaturas, enfrentaos al próximo curso como un tiempo de recomenzar, máxime si no ha conseguido superar el curso y tiene que repetir. No importa, no es un fracasado, tiene posibilidades de remontar y conseguir ser un buen estudiante y lograr éxito académico.

La motivación para estudiar

Motivación. Esa es la palabra clave. Muchas veces regañamos tanto a nuestros hijos por su mal comportamiento académico al suspender los exámenes que lo que hacemos es justo lo contrario de lo que pretendemos: les desmoralizamos. Los padres podemos hacer mucho para ayudar a nuestros vástagos a sacar buenas notas, y el nuevo curso es el mejor momento para ponerlo en marcha antes de que llegue el boletín de notas.

Si educamos a nuestros adolescentes en la responsabilidad, saben disfrutar de su tiempo libre, tienen buenas amistades, se mueven en ambientes donde el trabajo es un valor, es más fácil que estén motivados para el estudio, dedicándole el tiempo preciso, para hacerlo bien.

Claves para reflexionar sobre las notas de tus hijos

La actitud que los padres tenemos ante nuestros hijos y sus estudios es esencial. Somos su ejemplo y así debemos actuar continuamente. Por ello te dejamos estas claves para pensar qué más puedes hacer para, en la medida de lo posible, ayudar a tus pequeños (sí, lo serán siempre) en sus responsabilidades.

-  No le digas a tu hijo que es un desastre. Motívale. Valórale. El puede estudiar mejor, concentrarse más. Habla con él de sus dificultades y pensar entre todos, vosotros y vuestro hijo, cuáles son las dificultades reales que tiene ante el estudio.

-  Habla con el tutor con sinceridad. El le conoce en clase y vosotros en casa. Observar si está desmotivados por algún problema con amigos, con el profesor etc..Poner medios y preguntar cómo puede aprobar o sacar mejor nota en las asignaturas que se le dan peor.

-  La lectura, como siempre, mejora el rendimiento escolar. Todos los hijos tienen que entender que es una actividad muy ligada al estudio en lo referido al nivel de expresión y comprensión oral y escrita.

-  No te obsesiones por tener unos hijos "magacualificados", donde solo caben los currículum "diez". No queremos ratones de bibliotecas sino hijos felices. Ahora bien, donde pueda sacar un diez porque le gusta más o se le da mejor, que lo saque.

-  Pregunta en el colegio sobre ciertas técnicas de estudio (subrayado, esquema, memorización) y comprueba que tu hijo las está aplicando.

-  Los padres no debemos hacer a nuestros hijos blandos, ni demasiado exigentes. La palabra cansado la debemos de borrar del vocabulario. Uno saca buenas notas cuando se cansa. No deben sentirse víctimas. Si él ha sacado horas de estudio de verdad, si le habéis comentado la asignatura, si le has preguntado, si hay buen ambiente en casa, lo normal es que saque buenas notas, pero si no lo consigue, resalta más su esfuerzo personal.

Adelantaos al curso

Otra recomendación a seguir es adelantarse a los problemas. Si al comenzar el curso os informáis sobre las materias, los exámenes, las dificultades que puede tener en el aprendizaje de cada asignatura, podéis pensar si hay algún refuerzo que pueda ayudar a tu hijo en su desempeño.

No esperes a octubre. En septiembre ya puedes hablar con el tutor o los profesores de las asignaturas que le cuestan más a tu hijo y organizar el curso en torno a las necesidades que tendrá por el nuevo curso.

Susana Moreu. Directora de comunicación de INEFA en Granada. Instituto de Estudios de la Familia

- Vuelta al cole: cómo pasar de suspensos a notables y sobresalientes

- Cómo motivar a los niños para aprender

- Aprobar un examen, cómo prepararlo

- Cómo maximizar el tiempo en época de exámenes

- Repetir curso, ventajas e incovenientes