28 de agosto de 2012

Aumentan los recursos educativos en internet, pero falla la orientación

Aumentan los recursos educativos en internet, pero falla la orientación
HACER FAMILIA

BARCELONA, 28 Agosto

Una web que enseña solfeo, una aplicación para aprender matemáticas a través de la arquitectura, una red social de intercambio de libros digitales, una página que mezcla colores y formas geométricas... La red contiene ya miles de recursos educativos al alcance de cualquiera, no sólo de la escuela.

En casa, alumnos y padres también pueden aprovechar toda la información que ofrece internet para complementar su educación, sobre todo en verano, cuando pasan más tiempo juntos.

Pero la oferta digital es tan grande que a la vez genera confusión entre las familias. "En estos momentos hay una increíble inflación de recursos educativos en internet, podemos encontrar centenares de aplicaciones sobre el mismo contenido", ¿cuál elegir entonces? ¿cuál es la mejor?, señala Ramon Martí, responsable de Universitat i Educació-UPCnet, una empresa surgida de la Universitat Politécnica especializada en la creación de soluciones TIC.

Esta explosión de contenidos formativos ensombrece en ocasiones las ventajas que también presentan. Varios expertos en educación y tecnología dan pautas para que padres e hijos aprendan a aprovechar la red sin perderse en ella.

¿QUÉ BUSCAR Y DÓNDE?

La oferta de contenidos educativos en internet es buena y apta para usarla en casa sin problemas, afirma Miquel Ángel Prats, profesor de tecnología educativa en la universidad Blanquerna-URL y director de ITWorldEdu. Por eso, anima a los padres a que pierdan el miedo a estos recursos, a que no desconfíen. Eso sí, para los que no son expertos -la mayoría- recomienda empezar por páginas web que funcionan como guías, como repositorios de información.

Las más fiables son las creadas por las administraciones educativas. El Departament d'Ensenyament tiene la suya -ver artículo adjunto-, así como el Ministerio de Educación, donde engloba todos los recursos elaborados por las diferentes comunidades autónomas. Las editoriales de libros de texto y algunas empresas también han creado las suyas. Una vez se pasa esta primera fase, las opciones para educar con la web se disparan.

Carles Suero, director de la Escuela Pere Vergés de Badalona, donde este septiembre empiezan un proyecto en ESO centrado en la tecnología -los alumnos estudiarán con iPad-, señala que prácticamente cualquier aplicación puede aprovecharse para educar. "Si vamos de viaje en el coche y utilizamos un mapa de geolocalización en el smartphone, o en el GPS, podemos aprovechar para que los hijos sigan este mapa, para hablar de distancias, tiempo y geografía, conceptos que estudian en la escuela, pero con la ventaja de asociarlos a la realidad que ellos viven", explica Suero. Android, Apple y Windows también cuentan con aplicaciones educativas de calidad.

Leer más: La Vanguardia

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.