29 de agosto de 2016

A los 12 años el 15% de los escolares de España ya han repetido al menos una vez

A los 12 años el 15% de los escolares de España ya han repetido al menos una vez
ISTOCK

La educación y los conocimientos que se reciben en los centros escolares e institutos es uno de los pilares fundamentales en todo estudiante. Sin embargo a día de hoy, hay bastantes escolares que no consiguen cumplir con los objetivos que se les marca académicamente y por desgracia, en algunos casos esto termina por obligarles a repetir curso y tratar de superar las metas del mismo.

En concreto, y ante la inminente vuelta al cole, el Ministerio de Educación, ha lanzado el Sistema Estatal de Indicadores de la Educación 2016, en donde recoge numerosas variables con el fin de definir el estado de la Educación en España. Entre estos índices está la "tasa de idoneidad" que trata de comprobar si los alumnos están en el curso que les corresponde a su edad.

A los 12 años, un 15% ya ha repetido

Guiándonos por los datos del Sistema Estatal de Indicadores de la Educación 2016, en la actualidad aproximadamente el 15% del alumnado que tiene 12 años ya ha repetido en alguna ocasión curso. Este estudio correspondiente al año académico 2013- 14, el 93'7% de los estudiantes de ocho años está matriculado en tercero de Educación Primaria, curso que se les presupone como normal.

Si se atiende a quinto de Educación Primaria, la tasa de idoneidad en niños de 10 años desciende al 89'5%. Lo que quiere decir que es a estas edades cuando los escolares comienzan a repetir curso. Si nos vamos a Educación Secundaria Obligatoria, ESO, casi el 85% de los alumnos de 12 años está en el primer curso de esta modalidad educativa, lo cual muestra claramente como la tasa de idoneidad vuelve a bajar, indicando que hay más niños que no han superado el año académico correspondiente.

En el tercer curso de ESO la tasa de idoneidad vuelve a bajar hasta el 71% en los alumnos de 14 años y hasta algo menos del 64% con los estudiantes de quince años en cuarto de ESO. Un número que indica una tendencia preocupante ya que la bajada de este dato se hace mayor a medida que el alumnado va bajando de forma drástica.

Diferencias entre comunidades

Los distintos modelos educativos presentes en todo el territorio español muestran diferencias en lo referente a la tasa de idoneidad. De este modo Cataluña y La Rioja presentan buenos datos con un 91'7% y un 87'8% respectivamente, mientras que Ceuta y Baleares son los que peores números tienen con un 77'1% y un 79'4%.

Mejores datos respecto a años pasados

Sin embargo, pese a que efectivamente se comprueba que hay una tendencia constante a aumentar el número de repetidores conforme avanzan los cursos, no se puede negar la mejoría que ha habido en los datos desde el curso 2007- 08 donde la tasa de idoneidad de alumnos que habían alcanzado cuarto de ESO con 15 años estaba en los 57'7%, lo que ha significado un aumento de casi seis puntos porcentuales en tan solo seis años y cinco años académicos.

Si miramos a los anteriores datos referentes al curso 2012-13 la mejoría también es apreciable ya que en este año académico la tasa de idoneidad estaba en un 62'5% y la del 2013-14 se situaba en un 63'6%. Una subida de más de un punto porcentual en la cantidad de alumnos que cursan cuarto de ESO con 15 años. En definitiva, una mejora constante a través de los años.

Ayudarles a mejorar las notas

En ocasiones vemos que nuestros hijos presentan malas notas que empeoran conforme pasan los años. Desde casa podemos ayudarles a mejorar estas calificaciones y de este modo hacer que no repitan curso:

- No le digas a tu hijo que es un desastre. Motívale. Valórale. El puede estudiar mejor, concentrarse más. Habla con él de sus dificultades y pensar entre todos, vosotros y vuestro hijo, cuáles son las dificultades reales que tiene ante el estudio.

- Habla con el tutor con sinceridad. Él le conoce en clase y vosotros en casa. Observar si las malas notas responden a alguna desmotivación y trabajar por eleiminarla.

- La lectura mejora el rendimiento escolar. Todos los alumnos deben entender que leer libros, es una actividad estrechamente ligada al estudio.

- No te obsesiones por tener unos hijos tengan un currículum "diez". No queremos ratones de bibliotecas, sino hijos felices. Ahora bien, esto no quiere decir que la diversión prime por encima de la obligación. Simplemente que una sobrexigencia puede desembocar en el resultado contrario.

- Los padres no debemos hacer a nuestros hijos blandos, ni demasiado exigentes. La palabra cansado la debemos de borrar del vocabulario. Uno saca buenas notas cuando se cansa. No deben sentirse víctimas.

Damián Montero

Te puede interesar:

- 6 técnicas de estudio claves para aprobar los exámenes

- Cómo motivar a los niños para aprender

- Aprobar un examen, cómo prepararlo

- Repetir curso, ventajas e incovenientes