21 de junio de 2017

El éxito de motivar con las nuevas tecnologías en el aula

El éxito de motivar con las nuevas tecnologías en el aula
BLINKLEARNING

Con el objetivo de integrar la tecnología en los objetivos pedagógicos es fundamental conocer los recursos que tienen los profesores para motivaar a los alumnos en el aula, algo que se está consiguiendo a través del uso de las nuevas tecnologías.

Un estudio llevado a cabo por BlinkLearning, compañía tecnológica especializada en el desarrollo de soluciones para la educación, ha publicado los resultados de la III edición de su estudio sobre el uso de las tecnologías en el aula. El informe ha contado con la participación de más de 1.000 profesores que trabajan en la actualidad en colegios privados, públicos y concertados en España, en etapas educativas que van desde infantil a bachillerato, principalmente.

El estudio muestra como, para los profesores, los principales retos de la educación pasan por lograr una mayor motivación de los alumnos en el aula (55,84%), mayor consenso en material de legislación educativa (36,84%) y formación de los docentes (32,61%). Como en estudios anteriores, la formación de los educadores y la motivación de los alumnos, en relación con el uso de las nuevas tecnologías en el aula, vuelven a ser claves.

Nuevas tecnologías y motivación de los alumnos

Para un 80% de los profesores, las principales ventajas del uso de las tecnologías han sido el acceso a un mayor números de contenidos y recursos, pero también, y según el 66%, la motivación que generan en el aula. Así más de un 83% de los encuestados señala que la motivación de los niños aumenta en clase cuanto mayor es el uso de la tecnología, de hecho van más allá; un 70% de los encuestados asegura que la utilización de tabletas como soporte
para aprender, mejora el rendimiento en el estudio personal. Para más de 85% de los docentes las nuevas tecnologías les permiten estar más conectados y en línea con las necesidades actuales de sus alumnos.

Más de un 66% de los encuestados asegura, además, utilizar las nuevas tecnologías a diario, mientras que un 23% lo hace varias veces a la semana. Los portátiles y PC *S (60,60%), tabletas (35%) y pizarras digitales (28,76%) son los dispositivos que más utilizan en los colegios.

Sobre la aceptación de los padres del uso de las nuevas tecnologías en el aula, el 50% asegura que es muy alto. Con esta realidad el uso de las TIC lleva para los profesores implícito un cambio
en la metodología de trabajo.

Según Gonzalo Baranda, director general de BlinkLearning: "los educadores coinciden en señalar en el estudio que llegados a este punto de integración de las nuevas tecnologías en el aula, el reto para el nuevo curso pasa por alinear las herramientas con los objetivos pedagógicos bajo la premisa de que la tecnología no sustituye el modelo educativo, pero si lo complementa".

Déficits académicos y deberes

Los profesores también han identificado en el estudio los principales déficits académicos de los alumnos hoy en día, como son la comprensión lectora (68,65%), dificultad para aplicar lo que
aprenden en otros contextos (57,3%) y aprender por si mismos (51,38). En este contexto, un 70% han defendido la necesidad de mandar deberes como un entrenamiento y mejora de las competencias y contenidos aprendidos en el aula y un habituamiento de estudio para favorecer su competencia e independencia.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar: 

- Cómo aprovechar las nuevas tecnologías para relacionarse con los profesores

Nuevas tecnologías, cada vez más presentes en las aulas

- 6 retos TIC en la innovación educativa

- Padres y nuevas tecnologías. ¿predicas con el ejemplo?