1 de septiembre de 2020

Educar con mascarilla: las consecuencias de ocultar la cara

  • Educar con mascarilla: las consecuencias de ocultar la cara
Educar con la cara oculta tiene consecuencias para los niñosISTOCK

Con la que se avecina en la vuelta al cole, el estrés que se ha apoderado de la vida de los educadores, padres y alumnos en estos últimos tiempos, motivado de alguna forma por los nuevos planteamientos y recomendaciones educativas que están surgiendo a raíz del coronavirus como el uso permanente de la mascarilla.

La pandemia de coronavirus ha provocado que los niños vuelvan al cole en un escenario insólito como será el generado por del uso de la mascarilla en el colegio, una barrera comunicativa necesaria. El profesor Fernando Alberca, Máster en Neuropsicología y Educación, Máster en Asesoramiento Educativo Familiar, y Máster en Dirección de Centros Educativos, que ha sido Profesor en cuatro comunidades autónomas y director 13 años de tres centros educativos, acaba de publicar su libro Educar sin estrés, considera que "la mascarilla hará que los niños comprendan las materias con más dificultad y sean menos comprendidos en la escuela".

Y es que la cara es el mapa comunicativo por excelencia, que utilizamos todos y, sobre todo, los niños, para interpretar lo que se dice. En este sentido, Fernando Alberca advierte que "el ser humano está perfectamente diseñado para interpretar los 43 músculos de la cara. Una lectura de vital importancia en esta edad para aprender a sentir empatía con el compañero, compartir momentos de alegría o poder acudir al auxilio del amigo de banca cuando sea necesario, sin necesidad de la palabra, muchas veces inexistente por el pudor de los alumnos a manifestar sus sentimientos".

Artículo relacionado:
- 5 consejos para que los niños usen las mascarillas en el colegio

Las consecuencias de educar ocultando la cara

La generación Corona

Este será el primer curso en el que los profesores tendrán que dar clase ocultando el rostro por la mascarilla. ¿Cómo afectará esta medida a los alumnos? Fernando Alberca advierte que "ocultar el mapa de la cara, donde los niños aprenden a leer la mejor manera de caminar para relacionarse con alguien, no es la receta óptima para promover una interacción entre todos los integrantes de la clase, incluido el profesor".

Y es que estar permanentemente con mascarilla puesta impedirá la comunicación no-verbal en la que se apoyan niños y niñas, siendo ésta su principal medio de relación y aprendizaje. Igualmente, la conexión con el docente será reducida en el mejor de los casos, ya que en muchas situaciones será nula.

"Las mascarillas ocultan los órganos más expresivos de los niños; la boca y los pómulos. Por su parte, los ojos se quedan aislados del resto de los órganos de la cara, cuya interpretación solo está al alcance de los expertos y fuera del juicio interpretativo de niños y adolescentes", comenta Alberca.

La nueva generación Corona

Asimismo, la imposición añadida de mantener una distancia entre las personas y evitar el contacto que conlleva afecto, seguridad, pertenencia, comprensión, conexión, apoyo y compañía, causará cierto destrozo emocional en los niños y esto puede tener complejas consecuencias. El profesor Fernando Alberca propone que "si se prolonga la imposibilidad de acercarse a menos metro y medio, la generación de Primaria de hoy sufrirá las consecuencias psicológicas provocadas por el miedo, la incomprensión, el aislamiento, la desprotección, el abatimiento, el decaimiento, la agresividad y la soledad".

Fernando Alberca propone una educación menos temática y más global. Una educación que se adapte a las diferencias que existen entre los educadores y los alumnos y que se acople a la ya llamada Generación Corona, marcada por la experiencia infantil de haber vivido a través de sus padres, madres y educadores, la incertidumbre y el aislamiento de una pandemia de la que nadie ha escapado.

Ahora más que nunca, afirma el autor de Educar sin estrés, "es preciso entender a esta nueva generación de alumnos, muy diferentes desde el punto de vista tecnológico y emocional que la de hace tan sólo unos meses, por eso es conveniente adaptar los planes de educación a esta nueva situación que se ha acelerado a un ritmo vertiginoso. Nadie podría imaginar que niños pequeños iban a dar clases online".

Marisol Nuevo Espín

Te puede interear: 

- ¿Qué mascarilla necesito? Tutorial de uso frente al coronavirus

- El peligro de usar mal la mascarilla

- La comunicación no verbal: los secretos de lo que no decimos

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.