29 de marzo de 2019

El cuidado del medio ambiente empieza en casa

El cuidado del medio ambiente empieza en casa
ISTOCK

Reciclar ciertos envases, el papel de periódicos y revistas que habitualmente leemos en casa, procurar no despilfarrar agua y energía en nuestros hogares... son muchas las pequeñas tareas ecológicas que los niños pueden llevar a cabo y que nos permitirán crear en ellos una cierta concienciación.

En un mundo en el que las agresiones ambientales son un hecho habitual es prioritario tratar de educar en este ámbito a los más jóvenes de la casa. Solo así estaremos asegurando la supervivencia de nuestro planeta.

Ideas para enseñar a cuidar el medio ambiente

Ideas prácticas y divertidas que nos permitirán organizar sugerentes planes de fin de semana ahora que se acerca el buen tiempo.

Artículo relacionado:
- Medio ambiente y ecología: ideas para educar en casa

1. Adoptar un arroyo
Los arroyos son lugares geniales para jugar. Es divertido explorar los alrededores, cruzar por el agua, tirar piedrecitas... Hasta es divertido escucharlos. Por desgracia, musíchimos arroyos se han contaminado. Por ello, si tenemos cerca alguno especialmente bonito cerca de nuestra ciudad podemos intentar ayudar a la Tierra adoptándole. ¿Cómo? Pues muy simple. Organicemos de vez en cuando excursiones para visitar el arroyo y observar su estado. Además, junto con nuestros amigos o la familia al completo, podemos plantar árboles en la ribera. Esto evitará que la tierra sea arrastrada por el agua y protegerá a los animales que viven allí.

2. Nuestros amigos los pájaros
¿Alguna vez has visto bañarse a un pajarito? Se zambulle, sale sacudiéndose, abre las alas... y así una y otra vez. Por eso hay tantos pájaros en los lugares donde existen estanques. Instalar un baño o un comedero de pájaros en un jardín o parque cercano puede ser una buena idea si deseamos disfrutar de su compañía y de su canto. Para hacer el comedero solo tendremos que tomar una puñado de cacahuetes con cáscara, atarlos a un hilo o cordel y colgarlos de un árbol: ¡ya verás como lo encuentran!

Por el contrario, si lo que deseamos hacer es un gran baño tendremos que conseguir antes un plato de cerámica o de plástico. Siempre que sea posible tendrá que tener un reborde para que "los bañistas" puedan apoyarse.N o hace falta que el agua sea muy profunda, unos cinco centímetros sería lo perfecto. En el caso de que haya gatos cerca, será mejor que pongamos el baño para pájaros en un lugar alto o que lo colguemos de un árbol.

3. Cuidar un pedacito de tierra
Ahora que se hace tan buen tiempo podemos aprovechar los fines de semana para comprometernos un poco más con la naturaleza. De hecho, cerca de nuestra casa lo más seguro es que haya un pedacito de tierra que necesite un poco de atención.Una vez elegido el espacio (puede ser un lugar con plantas que necesiten agua, por ejemplo) intentemos hacerlo más bonito regándolo y plantando flores.T ambién podemos plantar algunas semillas variadas o plantel para que la lluvia de primavera no se lleve la tierra.

4. Adopta un animal
Los zoológicos siempre han sido lugares donde se pueden contemplar muchas especies diferentes de animales. Pero hay centros que están haciendo algo más. Han decidido ponerse a trabajar para ayudar a mantener con vida a algunas especies animales.Muchos zoológicos han creado un interesante programa llamado "adopte un animal" (Zoológico de Barcelona: Tel./ 93.225.67.80 y Zoológico de Madrid: Tel./ 91.512.37.70) en el que pueden participar grandes y pequeños. Como probablemente la paga no nos llegue para hacerlo solos (en algunos casos las adopciones mínimas son de 36 euros) podemos intentar hacer un fondo familiar. También podemos proponérselo a nuestros amigos o compañeros de clase.

5. Labor educadora
Cuando nuestros padres eran niños, casi nadie se preocupaba por proteger el medio ambiente. Por ello, ahora más que nunca, podemos convertirnos en los portavoces de la madre naturaleza.Compartamos con las personas mayores las cosas que hayamos aprendido. Si queremos que en casa se reciclen cosas (juguetes, pilas, ropa, bolsas...) la mejor forma de comprometer a los demás es que nos pongamos nosotros mismos manos a la obra. Cuando todo el mundo vea lo importante que es para nosotros el cuidado de la Tierra es posible que se terminarán uniendo a nuestra singular proyecto.

6. ¿Quieres salir en el periódico?
¿Te gustaría decirle a todo el mundo lo que piensas para salvar la Tierra? ¿Por qué no escribes una carta a un periódico? Casi todos tienen una sección especial llamada "Cartas al Director". Hacer Familia también tiene una. Estas cartas las escriben los lectores con ideas que desean compartir. Anímate y cuando termines no te olvides de añadir tu nombre y el lugar donde vives. En unas pocas líneas intenta contar los proyectos que tienes en marcha para proteger nuestro planeta. O explica qué querrías que hiciera todo el mundo y por qué.

En la escuela también podemos sugerir que nuestra clase escriba a un diario. Antes de lanzarnos, eso sí, tengamos una pequeña conversación entre todos sobre cómo proteger la Tierra. Así luego nos resultará mucho más sencillo escribir una carta colectiva.

7. Es hora de comprometerse
Si de verdad te importa la Tierra y quieres hacer algo con otras personas que piensan lo mismo que tú puedes unirte a alguna organización protectora del ambiente. Estas asociaciones se encuentran formadas por personas que como tú se preocupan por lo que le estamos haciendo al planeta. En sus instalaciones y fuera de ellas trabajan mucho y siempre necesitan ayuda.

Irene Gutiérrez

Te puede interesar:

- 10 consejos para tus excursiones al campo en familia

- Trucos para ahorrar agua en casa

- 10 frases para reflexionar con niños sobre el medio ambiente

- Excursiones educativas para niños

Contador