28 de enero de 2021

Claves para conseguir que los alumnos respeten las normas en el colegio

Claves para conseguir que los alumnos respeten las normas en el colegio
Normas en el colegio - ISTOCK

Nuevas normas han llegado este año a todos los colegios como consecuencia de la pandemia de coronavirus. A las que ya se conocían se han sumado todas las relativas a la higiene de manos, a la distancia social y al uso de mascarillas. Para que los alumnos acepten y respeten las normas es necesario hacerse una serie de preguntas que nos ayudarán a instaurar esas pautas. 

Todos los profesores han tenido que dedicar más de una tutoria a comunicar estas y otras normas de respeto y convivencia en las aulas. Pero las normas no se pueden imponer, aunque sean de obligado cumplimiento. Los alumnos deben aprenderlas e interiorizarlas por el bien común, por sentido común y porque es responsabilidad de cada uno.

Claves para que los alumnos respeten las normas

Cuando un centro educativo establece unas pautas de comportamiento, no lo puede hacer de cualquier manera. El profesor Pedro María Uruñuela, experto en asesoramiento pedagógico en materia de convivencia, y autor del libro Trabajar la convivencia en los centros educativos (Narcea), establece estas preguntas que se deben plantear los docentes antes de determinar cuáles serán los límites:

- ¿Cuál es el sentido de esa norma? Es imprescindible que el docente se plantee qué se pretende conseguir con una determinada limitación. Así se evitará el establecimiento de normas que no tienen un porqué.

- ¿Qué pasos se van a seguir para establecerla? Cuando se detecta un comportamiento disruptivo o sencillamente se descubre un área en la que hace falta una mayor delimitación, no se pueden establecer las normas de manera abrupta. Es importante manejar los tiempos adecuados. Por ejemplo, si vamos a limitar los tiempos de comunicación verbal en un trabajo en grupo, debemos hacerlo desde el comienzo del trabajo.

- ¿Cómo se hace el seguimiento de la norma? Una vez que se ha establecido un límite, el centro educativo tiene que haber previsto cómo se vigilará su cumplimiento, quiénes serán los responsables de informar de los casos en que se ha sobrepasado y quiénes lo que se ocuparán del establecimiento de responsabilidades. De lo contrario, la sensación de impunidad contribuirá a la pérdida de autoridad en el centro.

- ¿Cómo 'convencer' a los alumnos de que acepten y cumplan las normas? En este punto se plantea un difícil equilibrio entre la necesidad de ganarse la autoridad frente a los alumnos, recurrir a su razonamiento lógico y no perder la potestad que confiere el ser profesor.

- ¿Qué consecuencias puede tener el incumplimiento de la norma? Deben estar previstas antes de su aplicación para que de esa manera no dependan del estado de ánimo del que toma la decisión y los alumnos sepan a qué atenerse ante determinada violación de una norma. Se pueden plantear propuestas imaginativas y más eficaces que las tradicionales expulsiones o los expedientes.

Victoria Molina
Asesoramiento: profesor Pedro María Uruñuela, experto en asesoramiento pedagógico en materia de convivencia, con su libro Trabajar la convivencia en los centros educativos (Narcea)

Te puede interesar:

- El respeto en la familia: claves para mejorar en autoridad

- El refuerzo positivo frente al castigo infantil

- Límites y normas en la educación de los niños: objetivos

- ¿Límites? Sí, gracias

- Cómo manejar el mal comportamiento infantil

Contador

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.