22 de diciembre de 2019

Beneficios de la memoria visual y sus beneficios

Beneficios de la memoria visual y sus beneficios
Los mejores consejos para potenciar la memoria visual de los más pequeños y ayudarlos en sus metas académicas. - ISTOCK

Son muchas las destrezas que pueden entrenarse en los más pequeños y que tienen grandes beneficios en niños. Entre ellas, la memoria visual, una habilidad que repercute de manera muy positiva en la vida escolar. Potenciarla puede ayudar a superar los exámenes y otras pruebas a las que vayan haciendo frente durante las distintas etapas académicas.

Tal y como indican los profesionales de Aula PT, la memoria visual es la capacidad que tienen las personas para retener la información que se ha recibido a través del sentido de la vista. A menudo se habla de un recuerdo inmediato, en torno a los 4 o 5 segundos desde que se ha producido dicho estímulo. Gracias a esta habilidad se pueden captar y retener varios detalles en un escaso tiempo.

Trabajar en la memoria visual

Si se trabaja en la memoria visual los más pequeños pueden mantener una imagen mental, por ejemplo, de una secuencia de letras, números o palabras. De esta forma, a la larga, podrán formar en su mente fragmentos de los temarios que estudien, y en el corto plazo hacer más llevadera la lectura. Estas son algunas ideas para trabajar en esta habilidad:

- Juegos de memoria, como por ejemplo ubicar las parejas usando una baraja de cartas infantiles en donde los niños tendrán que intentar encontrar la semejanza de una figura que tan solo han visto una vez-

- Completar la imagen. Al niño se le mostrará una imagen completa y después otra fragmentada del mis objeto. La misión es que consigan completar estos restos a partir de lo que recuerdan.

- Mirar un objeto y hablar de sus características. Al igual que en el ejercicio anterior, se le mostrará al niño una imagen durante un breve espacio de tiempo y luego se le harán preguntas al respecto como su color, algún detalle, etc.

- Juegos de observación espontanea. Se le pedirá al niño que se tape los ojos y se le harán preguntas en las que tendrá que recordar, por ejemplo, qué ropa lleva él, de qué color es la blusa de mamá o la camisa de papá.

- Paseos de observación. Tras la vuelta del paseo se le pedirá al niño que trate de decir al menos 4 elementos de aquello que ha visto a lo largo de su pseo.

- Vistazo rápido a un libro. Los padres abrirán un libro, es preferible que tenga ilustraciones, por una página determinada y pedirán al niño que la observe durante unos segundos. Cerrar el libro y pedir al niño encontrar la página correcta, tratando de tener como referencia la imagen vista con anterioridad.

- Juego de ortografía. Los padres escribirán una frase sencilla, la mostrarán al niño, y a continuación se le pedirá que intenten redactarla ellos.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Técnicas de estudio para tardes de deberes efectivas

- 6 técnicas de estudio claves para aprobar los exámenes

- Aprobar un examen: cómo prepararlo

- 8 secretos para tener éxito en un examen oral

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.