10 de septiembre de 2020

Aulas digitales: el reto del presente

Aulas digitales: el reto del presente
Los problemas de la digitalización de las aulas - GETTY

A pesar del esfuerzo de los centros educativos por utilizar plataformas de videoconferencia para conectar con todos los alumnos, se echaron en falta recursos y herramientas específicas para facilitar la formación a distancia.

La mayoría de las familias se vieron obligadas a supervisar cada clase online de sus hijos, especialmente los de edades más tempranas. Además, los centros educativos tuvieron serios problemas para organizar y evaluar el material didáctico. El 83% de los educadores reconoce haber sufrido mucho estrés para adaptar su materia al formato digital.

Con la situación actual, en la que se plantea la enseñanza semipresencial, que combina clases tradicionales con la formación online, la digitalización de los centros de formación se convierte en una obligación. La transformación digital de los planes de enseñanza es un problema que preocupa tanto a familias como a los propios responsables de los centros. La falta de material y de infraestructuras digitales para impartir las clases ocupan el primer puesto de estas preocupaciones.

Principales retos para la digitalización de las aulas
Los alumnos:

o Existe una importante brecha digital ante la ausencia de materiales y de formación específica en tecnología.

o Falta de adaptación al medio tecnológico. Nunca antes se han realizado ensayos o pruebas para impartir la formación semipresencial.

o Problemas de gestión del tiempo

o Falta de motivación acentuada por la sensación de soledad que genera recibir parte de la formación online desde casa en ausencia de compañeros y profesores.

Los contenidos:

o Falta de estructura lógica y pedagógica. Aunque existen soluciones para mantener videoconferencias, estas herramientas no disponen de funcionalidades concretas para la función de la enseñanza y esto supone un problema para el seguimiento de la formación.

o El formato online exige algunos detalles que se diferencian radicalmente de la formación presencial.

o Acceso a los contenidos: uno de los grandes problemas que se encontraron durante el confinamiento fue la distribución de materiales, deberes, tareas y recursos formativos.

Los profesores

o Brecha digital: en el sector de la formación existe una diferencia importante de conocimiento de tecnología e informática entre los profesores.

o Carencia de formación digital: además de la brecha digital, muchos otros profesores no cuentan con formación digital para poder ayudar a sus alumnos. Conocimiento de soluciones, funcionalidades, etc.

o Carencia de formación pedagógica digital: Enseñar a distancia cuenta con el reto añadido de la falta de motivación o contacto con el alumno. Esto exige tener una formación específica para poder impartir clases semipresenciales. No se enseña igual a un alumno presencialmente que a distancia, se necesitan recursos adicionales.

o Acceso tecnológico insuficiente. Por último disponer no sólo de dispositivos sino de plataformas y tecnología a mano que permita disponer de todo lo necesario para impartir cada formación.

Contador

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.