16 de julio de 2012

Convertir el verano en un circo de 3 pistas y así intentar que sea diferente

Convertir el verano en un circo de 3 pistas y así intentar que sea diferente
HACER FAMILIA

Llegar a convertir el verano con tu familia, en un circo de tres pistas, es una forma diferente de pasar esta época del año; pero para ello hay que saber organizarse. Hay que tener, tambien ahora, unas metas y objetivos educativos durante las vacaciones.

Para ello tenemos que saber y querer montar en nuestro hogar tres pistas familiares con actividades diferentes pero correlacionadas y dependientes entre si:

1ª Pista dedicada al tiempo de ocio:

Esta 1ª pista no hay que instalarla principalmente sobre actividades materiales que te obliguen de manera sistemática y sin causa justificada, al consumo frenético y ostentoso de un ocio insostenible. (gastar por gastar y para conseguir ser feliz, es una verdadera tontería anti-educativa).

No es mejor madre o mejor padre el que mas cosas tiene o el que mas dinero gasta, sino el que mas está con sus hijos y sabe disfrutar de ellos y sus hijos lo sienten así.
Ocio de calidad y no de cantidad y mejor acompañado de tu familia que a solas.

2ª Pista dedicada al tiempo de descanso:

Esta segunda pista no podemos instalarla sobre familias con:

"Padres e hijos que no tienen horarios y planes para descansar!!!!!!!!"

Los que creen que el tiempo de descanso, es un tiempo para no hacer nada, no saben que descansar no es sinónimo de vaguear y debieran saber que:

"Descansar es sinónimo de cambiar de actividad, de lugar y/o de horario cotidiano". Porque el hacer algo diferente, en un lugar diferente, en un horario diferente, eso sí que nos produce descanso.

El que no hace de nada, se cansa de no hacer nada y cuando vuelve de las vacaciones, vuelve cansado de las vacaciones y además, dispuesto a hacer menos todavía, si le dejan...

Leer más: Saber amar y educar con Sara Pérez-Tomé