2 de septiembre de 2015

¿Y si el bebé rechaza el pecho? Consejos de pediatras

  • ¿Y si el bebé rechaza el pecho? Consejos de pediatras
IPGGUTENBERGUKLTD

Un miedo de la madre primeriza es que su hijo rechace el pecho. ¿Por qué pasa esto? ¿Qué puedo hacer? Lo cierto es que hay ocasiones en las que los bebés pueden rechazar el pecho, y que esto ocurra incluso cuando ya maman con normalidad. Respondemos a las principales dudas de las madres gracias a las indicaciones del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría, que explican que hay diferentes motivos que pueden derivar en que el niño rechace el pecho. Conocer el que haya originado el de nuestro  bebé nos dará la solución al problema.

"Los recién nacidos son capaces de encontrar el pecho de su madre y hacer una toma espontánea en las primeras dos horas tras el parto", indican los expertos, que explican que es común que después de esta primera toma se queden adormilados durante horas, incluso unas ocho o diez. Esto, como es lógico, hace que no mamen, algo que es "perfectamente normal".

En este aspecto, los pediatras señalan que si en este tiempo se intenta poner al niño al pecho "probablemente no lo cogerá". Esto no quiere decir que lo rechace como tal, sino que es "un falso rechazo". "Hay que intentar despertarle con caricias y besos y ponerlo en contacto piel con piel, de esta forma, cuando se despierte tendrá el pecho a su alcance", agregan.

El falso rechazo

Los pediatras explican que hay otro caso de falso rechazo del pecho: "puede ocurrir que los bebés sólo quieran mamar de un pecho cada vez, a veces quieren el segundo y a veces no". No se trata de un rechazo "de verdad" porque lo que ocurre es que se quedan totalmente satisfechos con el primero y no necesitan seguir comiendo, su hambre se ha saciado.

Posibles motivos del rechazo de un pecho

Si el bebé siempre quiere comer de un mismo pecho y no de los dos, los pediatras mencionan varias posibles explicaciones:

--La postura sea inadecuada y dificulte el agarre.

--El pezón sea plano o demasiado grande y no quepa en la boca del niño.

--El bebé tenga dolor de oído, fractura de clavícula, molestias por la vacunación, un hematoma en la cabecita tras el parto, etc.

--La madre tenga una mastitis, lo que condiciona un cambio en el sabor de la leche (más salada).

Qué hacer contra el rechazo del pecho

Las madres deben intentar que los bebés tomen leche de los dos pechos, para lo que los pediatras del Comité de Lactancia Materna recomiendan los siguientes trucos, muy relacionados con las posibles causas que llevan a que el niño rechace un pecho.

-- Cambiar la posición para dar el pecho que rechaza para no provocar ingurgitación y no disminuir la producción de leche en esa mama.

-- Que la madre haga mucho contacto piel con piel y sacar la leche del pecho.

-- Tranquilidad para la madre y confianza en que su bebé sabe cómo engancharse y ella cómo ayudarle a hacerlo.

¿Y si rechaza los dos pechos?

Si tu bebé no quiere tomar leche de ninguno de los dos pechos, los pediatras mencionan estas posibles explicaciones:

-- Haya tenido una experiencia desagradable (sondajes, aspiración...) que producen rechazo momentáneo de la toma.

-- Se hayan producido cambios en las rutinas: incorporación de la madre al trabajo, obras en casa, mudanzas, viajes, visitas inesperadas, inicio de la guardería...

-- La madre esté embarazada o tenga la regla, lo que puede variar el sabor de la leche.

-- Haya cambiado el olor de la madre, por el empleo de nuevos jabones, perfumes, desodorantes, por sudor excesivo...

-- Se haya producido un ruido fuerte o un movimiento brusco mientras el bebé estaba mamando, etc.

"Las claves para superar el rechazo son armarse de paciencia, intentar averiguar la causa y, como casi siempre que hay discrepancias interpersonales, mucho amor, respeto hacia la otra persona y contacto físico (piel con piel)", concluyen como consejos clave para lograr que se elimine ese rechazo al pecho.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- La lactancia materna vale la pena

- Tres reglas de oro para tener éxito en la lactancia

- La leche materna en la lactancia