15 de octubre de 2016

Los riesgos de calmar el dolor de encías con mordedores que vibran

- Orden de salida de los dientes de leche

- Trucos para cuidar los dientes del bebé

- Claves en la dieta para evitar problemas dentales

- Dientes sanos, consejos de higiene para niños

Los riesgos de calmar el dolor de encías con mordedores que vibran
ISTOCK

Muchos niños manifiestan dolor cuando les salen los dientes y los padres recurren a diferentes mordedores que alivien sus molestias. Sin embargo algunos de pueden llegar a ser peligrosos, como es el caso de los mordedores con vibración.

Posibles lesiones óseas

Estos mordedores son muy parecidos al resto con la salvedad de que producen unas vibraciones que supuestamente ayudan a calmar dolor. Actúan supuestamente porque estos pequeños temblores estimula la circulación en las encías favoreciendo que los niños sientan alivio.

Sin embargo la Asociación Española de Pediatría, AEP, alerta de que no hay ningún estudio que corrobore este principio . En cambio los pediatras advierten de que algunas informaciones afirman que estos mordedores pueden provocar algunas lesiones en los menores.

Hay que recordar que el niño está desarrollando su cuerpo y que una alteración como la que provoca esta vibración puede terminar por provocar una lesión en el cuello de los niños. Estas informaciones también advierten de que estos mordedores pueden provocar una mala formación ósea en el menor y una mal crecimiento de la dentadura del pequeño.

Otros medios de aliviar el dolor

AEP recomienda a los padres que empleen otros medios con el fin de calmar el dolor de los niños que están desarrollando su dentadura. Estas son algunas formas seguras de paliar estas molestias:

- Mordedores y geles. Se pueden adquirir mordedores, sin vibración, y geles para que el bebé los muerda y se alivien de esta forma.

- Enfriar la tetina del biberón. Introducir la tetina del biberón en el frigorífico antes de utilizarla facilitará que el bebé pueda tomar alimentos que no necesiten estar calientes como el zumo de frutas sin dolor gracias al efecto analgésico del frío.

- Atender a lo que muerde. Los bebés pueden recurrir a multitud de objetos para morder y aliviar su dolor. Hay que prestar atención en estos momentos ya que podría chupar algo que encontró en el suelo o que contenga piezas pequeñas que puedan ser tragadas. También hay que cuidar la higiene, porque pueden aparecer hongos en la boca.

- Prevenir caries. En algunas ocasiones los padres recubren el chupete o el mordedor con azúcar para ayudar a calmar el dolor, práctica muy perjudicial ya que puede causar sobrepeso y provocar caries en el futuro.

- Retirada al dormir. Si el bebé se suele quedar dormido con el biberón en el boca, convendrá retirárselo, pues algunos líquidos podrían dañar el esmalte de su primera dentición provocando las llamadas caries del biberón.

- Masajes. Una técnica que pocos padres conocen es masajear las doloridas encías con trozos grandes de fruta congelada.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Orden de salida de los dientes de leche

- Trucos para cuidar los dientes del bebé

- Claves en la dieta para evitar problemas dentales

- Dientes sanos, consejos de higiene para niños