21 de septiembre de 2015

Motivos para usar esterilizadores de biberones

Motivos para usar esterilizadores de biberones
THINKSTOCK

La higiene es una virtud esencial que debe practicarse en todos los ámbitos de la vida: por supuesto en el baño, pero también con objetos cotidianos, máxime si esos objetos son la vía para dar alimento a un bebé. Por ello, en este artículo te explicamos por qué son tan importantes los esterilizadores de biberones.

Los bebés son unos seres muy delicados que necesitan cuidados exquisitos, por ello, si das el biberón a tu bebé debes esterilizarlo antes, evitando así que ciertos gérmenes que se escapan incluso al lavado más cuidadoso acaben llegando al recién nacido. Un cuidado exquisito que, por supuesto, se extrapola a todo lo que rodea a los bebés: la higiene debe ser impecable.

Cuándo usar el esterilizador de biberones

Los expertos recomiendan utilizar el esterilizador de biberones hasta los seis meses del bebé. El modo de utilización difiere entre unos y otros y varía según las costumbres de cada casa: todos están de acuerdo en que, antes de usarse por primera vez, tanto la tetina como el biberón deben esterilizarse.

Tras este primer uso, hay quien opina que ya no es necesario volver a esterilizar el biberón, mientras que otros animan a usarlo. Eso sí, hay que recordar que el esterilizador no limpia, sino que desinfecta, por lo que debe utilizarse siempre después de limpiarlos para así eliminar los gérmenes que hayan podido quedar en él. De esta manera se reducen las posibilidades de que el pequeño sufra algunas enfermedades que pueden llevar dichos gérmenes.

Comprar un esterilizador

A la hora de comprar un esterilizador no sólo el precio es un factor a tener en cuenta: primero hay que valorar cuánta falta nos hace. Es decir, si estás preparando todo lo necesario antes de que llegue tu bebé, espera, pues si el bebé toma la leche materna este producto no hará más que ocupar un valioso espacio en tu cocina. Será cuando veas que utiliza el biberón (por no poder o querer darle el pecho o por seguir un "estilo mixto) cuando busques el mejor esterilizador.

Como para comprar las cunas o los carritos de paseo, hay que fijarse en que el esterilizador cumple con la normativa europea vigente, pues esto es garantía de calidad del producto y nos dice que el aparato ha superado pruebas que aseguran que es seguro y resistente.

Tipos de esterilizadores de biberones

Esterilizador en frío. Su funcionamiento se base en la disolución de unas pastillas cuyo principio químico es efectivo contra bacterias y, a su vez, no presenta riesgos para los niños. Normalmente esta clase de esterilizadores son simples de usar y económicos en su compra y uso: no necesitan corriente eléctrica para su funcionamiento. Eso sí, suelen necesitar más tiempo para completar la desinfección.

Esterilizadores de microondas. La operación en esta ocasión es mucho más corta: en diez minutos los biberones estarán listos, por lo que se trata del método más rápido, así como práctico, ligero y barato. Son los más utilizados también por su comodidad: el recipiente se coloca directamente en el microondas y mata a los gérmenes con el vapor.

Esterilizadores eléctricos. Su forma de matar a las bacterias también se basa en el vapor de agua, siendo esterilizadores eficaces, rápidos (unos 15 minutos) y sencillos de utilizar, pero de precio más elevado. Se trata de un elemento eléctrico en el que se coloca agua y mediante una placa, crea vapor que esteriliza los biberones.

Ángela R. Bonachera

Para leer más