7 de enero de 2016

Cómo cuidar al bebé prematuro

  • Cómo cuidar al bebé prematuro
THINKSTOCK

Cada año nacen 15 millones de bebés prematuros en el mundo, de los que unos 30.000 lo hacen en España. Un bebé prematuro no suele estar totalmente desarrollado y puede que algunos de sus órganos vitales no funcionen correctamente, lo que obliga a tenerles bajo atención de especialistas en una Unidad de Cuidados Intensivos.

Un bebé prematuro -cuando nace con menos de 37 semanas, frente a las 38-42 semanas de los bebés que nacen a término- no suele estar totalmente desarrollado, lo cual quiere decir que algunos órganos vitales pueden no funcionar de forma óptima. Tras el parto prematuro, algunos bebés pueden que no estén listos para funcionar y, por ello, estos bebés tienen que permanecer en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal (UCI neonatal) y son atendidos por especialistas.

Los bebés prematuros que reciben atención al desarrollo demuestran mejores resultados en su neurodesarrollo hasta la edad de dos años. Además, es menos probable que desarrollen problemas de comportamiento y discapacidades a largo plazo a los 5 años y medio de edad.

Artículo relacionado: 
- Bebés prematuros: en el limite de supervivencia

Cuidados del bebé prematuro en la UCI neonatal

La Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal (UCI neonatal) es el lugar donde los prematuros permanecerán durante días, semanas o incluso más tiempo, dependiendo del grado de prematuridad del bebé. Esta sección o área del hospital es donde el personal del hospital atiende a los recién nacidos con complicaciones médicas o bebés que han nacido prematuramente. En ella, el bebé prematuro permanecerá en una incubadora y tendrá un ambiente óptimo para el crecimiento.

Aunque el entorno de la UCI neonatal puede intimidar, los profesionales sanitarios le ayudarán a familiarizarse para que los padres puedan participar en el proceso de cuidados.

Los avances en los cuidados neonatales (desde la cantidad de oxígeno suministrado hasta la monitorización de la temperatura de los neonatos) han contribuido a eliminar algunas de las cuestiones y preocupaciones de la UCI neonatal. Dichas innovaciones han logrado que el proceso de cuidados de un bebé prematuro sea más seguro y completo que nunca.

¿Pueden venir a verle a casa?

Aunque sea lógico y natural desear que toda la familia y amigos conozcan a nuestro bebé lo antes posible, es importante controlar las visitas al principio. El bebé prematuro sigue siendo vulnerable, por lo que no debe estar en ambientes muy ruidosos o con muchas personas. Necesita tranquilidad para adaptarse a su nuevo entorno, tras haber pasado semanas o incluso meses en una Unidad de Neonatología con los niveles de ruido y luz que las caracterizan.

Consejos de salud para el bebé prematuro

-   Una vez en casa, visita al pediatra durante los primeros quince días para que os oriente y aconseje sobre qué medidas conviene tomar.

-   Procura que durante el primer año de vida, y sobre todo en la temporada de bronquiolitis -de octubre a marzo-, no esté en contacto con personas acatarradas, otros niños pequeños o lugares en que se concentre mucha gente.

-   Evita que en las consultas médicas tu bebé esté esperando en las salas llenas de niños para mitigar posibles contagios.

-   Evita que se fume en presencia de cualquier bebé y mucho menos si éste es prematuro.

-   Es recomendable que durante los dos primeros años de vida los bebés muy prematuros no acudan a la guardería.

-   Al llegar a casa será mejor que le mantengáis alejado de los ruidos molestos, así como que le proporcionéis una iluminación y ambiente favorables para su descanso y recuperación. Los niños prematuros han vivido durante su estancia en el hospital en un espacio libre de ruidos y exceso de actividad. 

Cristina Murcia
Fuente: Dräger

Te puede interesar:

- La incubadora y el método canguro, vital para los bebés prematuros

- Los cuidados del bebé prematuro

- Prematuros, nacer antes de tiempo

- Todo sobre el parto prematuro