24 de enero de 2021

¿Por qué la lactancia los protege? ¡La ciencia descubre la razón!

¿Por qué la lactancia los protege? ¡La ciencia descubre la razón!
La ciencia encuentra el motivo detrás de la activación inmunitaria tras recibir el pecho. - ISTOCK

La leche materna es el primer alimento que recibe todo ser humano. Y no solo ayuda a calmar el hambre mientras se desarrolla el aparato digestivo y la dentadura, también es un aporte inmunológico muy importante para los recién nacidos ya que les garantiza la protección frente a multitud de enfermedades e infecciones. ¿Cuál es la base de este resultado tras dar el pecho?

Ahora, la ciencia ofrece una respuesta a por qué la lactancia ofrece beneficios para la protección de los más pequeños de la casa. Así aparece recogido en el estudio de la Universidad de Birminghan y que ha sido publicado en la revista Allergyr. Una investigación centrada en los motivos que existen detrás de las ventajas que tiene la leche materna mejora el sistema inmunológico.

El sistema inmune del niño

La base de este estudio se ha centrado en la presencia de unas células llamadas linfocitos T y que empiezan a desarrollarse durante las primeras tres semanas de vida. Habitualmente su presencia es hasta dos veces más notoria en los niños que han recibido el pecho frente a aquellos que fueron alimentados con leche de fórmula, garantizando una mejor respuesta inmunitaria.

Otros de los objetos de análisis de este estudio fueron unas bacterias llamadas Veillonella y Gemella que sirven de apoyo a los linfocitos T. Al igual que sucede con las células, su presencia en los bebés amamantados es mayor que la de aquellos alimentados con leche de fórmula. De esta forma, dichos bebés contaban con una mejor regulación del sistema inmunitario, generando una mejor respuesta desde el organismo.

La presencia de tanto estos linfocitos como de las bacterias permiten una mejor regulación en el organismo, permitiendo incluso evitar enfermedades autoinmunes. De esta forma, el sistema de los más pequeños de la casa presenta una respuesta efectiva frente a la presencia de virus o cualquier otro elemento externo que pueda generar una enfermedad u afección.

Ventajas inmunitarias

Gergely Toldi, una de las autoras de esta investigación, indica que antes de esta investigación se desconocía el origen de las ventajas inmunológicas que suponía la lactancia. De esta forma, se hace una vez más, evidente, que la exposición temprana a la leche materna (y a los linfocitos y bacterias mencionados) es importante para el buen desarrollo de los más pequeños.

"Esperamos que con esta nueva información se generen un aumento en las tasas de lactancia y que más bebés se beneficien de las ventajas que tiene la leche materna", concluye Toldi. Beneficios como:

- Alto contenido en proteínas y un alimento perfecto para satisfacer las necesidades del recién nacido.

- Defensas inmunológicas que estimulan el desarrollo de las respuestas de los bebés ante agentes infecciosos externos.

- Alimento fácilmente digerible por el bebé, favoreciendo sus digestiones y evitando incomodidades.

Damián Montero

Te puede interesar:

La lactancia aumenta la inteligencia del bebé

Cambios en la leche materna en la lactancia

Mitos de la lactancia materna

Lactancia materna y vuelta al trabajo

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.