4 de noviembre de 2016

Instinto de succión, cómo estimularlo en los bebés

La lactancia aumenta la inteligencia del bebé

- La lactancia materna vale la pena

- 3 claves de la lactancia materna

- Lactancia materna y vuelta al trabajo

Instinto de succión, cómo estimularlo en los bebés
ISTOCK

Conseguir una buena lactancia en los primeros días tras el nacimiento del bebé es la base de una buena alimentación. Además la lactancia también crea un vínculo muy especial entre madres e hijos. Estos dos motivos dejan claro que hay que apostar por ella en la crianza de un niño. Para favorecer esta práctica se puede incentivar el instinto de succión en los más pequeños.

Cómo favorecer la succión

- Se ha de evitar ofrecer chupetes y biberones hasta que los niños mamen correctamente ya que la succión de estos accesorios es distinta a la que se realiza en el pecho. Es mejor no confudirlos hasta que tengan bien asimilado el instinto de succión.

- Hacerse con un portabebés y para llevar al bebé bien cerca. De esta forma el niño se familiarizará con el cuerpo de la madre que este método favoreciendo los reflejos de búsqueda, succión y agarre.

- Se recomienda sacar unas gotitas de leche y ponerlas en los labios del bebé para familiarizarlo con su gusto y textura y potenciar sus reflejos con este alimento.

- Realizar masajes circulares en sus labios con el dedo índice cambiando de dirección de vez en cuando también ayudará a mejorar el instinto de succión.

- En casos en los que el niño está nervioso y no termina de engancharse, se puede probar a masajear su paladar con la yema de un dedo bien limpia. De esta forma el bebé retomará los movimientos de lengua y labios creando la situación perfecta para comenzar la lactancia.

Beneficios de la lactancia

La lactancia aporta numerosos beneficios. Estos son algunos de ellos:

- Es el alimento más adecuado y natural para el bebé. Contiene todos los nutrientes que a esta edad el niño requiere para su desarrollo. La leche materna está siempre preparada y a la temperatura adecuada.

- Se adapta en cada momento a las necesidades del niño. Un alimento preparado para cuando el bebé sienta la necesidad de comer.

- Protege frente a infecciones ya que contiene un gran número de anticuerpos y defensas que dan más seguridad al bebé.

- Ayuda a la recuperación de la mujer tras el parto ya que disminuye su sangrado y la previene de enfermedades como la anemia.

- Favorece el vínculo entre la madre y el hijo e incluso con el padre en el llamado triángulo de la lactancia-Es un ahorro económico en la crianza del niño ya que supone un alimento que no se compra en las tiendas.

Además la madre también recibe múltiples beneficios gracias a la lactancia. Por un lado, favorece su recuperación tras el parto debido a que se libera oxitocina, hormona que ayuda a contraer más rápidamente el útero, con lo que la pérdida de sangre tras el parto será menor. Además, las mujeres que han dado pecho tienen menos probabilidades de padecer cáncer de mama.

Damián Montero

Te puede interesar:

La lactancia aumenta la inteligencia del bebé

- La lactancia materna vale la pena

- 3 claves de la lactancia materna

- Lactancia materna y vuelta al trabajo