6 de febrero de 2019

Evolución el lenguaje infantil, del balbuceo a la verborrea

Evolución el lenguaje infantil, del balbuceo a la verborrea
ISTOCK

Es impresionante, el desarrollo de un niño en sus primeros años es asombroso y el aprendizaje de nuevas habilidades se produce a una velocidad sorprendente. Un buen ejemplo es el habla, la adquisición de un código de lenguaje que permite comunicarse con los adultos. ¿Cómo se produce esta evolución, cuál es el proceso que hace que un pequeño interiorice esta capacidad?

Un desarrollo que tal y como afirman desde la Asociación Española de Pediatría y Atención Primaria, AEPap, relacionan con la evolución natural de la inteligencia de las personas. Un aprendizaje que es fundamental en el crecimiento de todo niño y que contribuye a su faceta social como ser humano y, posteriormente, su integración en distintos grupos.

Etapas en el desarrollo del lenguaje

Lo primero que debe saber todo padre es que el desarrollo de cada niño es diferente. Cada pequeño tiene su propio ritmo de aprendizaje. Cualquier escenario puede ser normal, por sacar una media, los pequeños pueden hacer unas frases de 2 palabras a los 15 meses, aunque también hay menores que lo consigue a los 24 meses. Por el contrario hay casos en que este resultado se produce con 10 meses y otros con 17 meses.

Artículo relacionado:
- Con 3 años y no habla, ¿es posible?

En la primera fase del desarrollo del lenguaje el niño oye sonidos y los reproduce. El siguiente paso es reproducir las palabras que oye y poco a poco va experimentando con esta nueva habilidad. Las primeras construcciones se asocian a cosas que los rodean y más adelante asocian estos términos con significados más complejos o abstractos como sus sensaciones.

Aunque no sea capaz de hablar, el niño ya oye desde que nace y por este motivo es necesario que los adultos le digan con palabras lo que ellos expresan a través de gestos, llantos y sonrisas. En estos momentos se recomienda el uso de frases cortas, palabras simples, repeticiones, preguntas con sus respuestas y estructuras simples con tiempos verbales en presente.

Poco a poco, los niños van descubriendo la utilidad del lenguaje y de que esta habilidad les sirve para muchas cosas. Así van a usar cada vez más el lenguaje para satisfacer las necesidades que antes manifestaba a través del llanto, la risa y otros códigos. Por este motivo se recomienda que los padres vayan enriqueciendo este vocabulario para que sus hijos experimenten.

Evolución del lenguaje

Teniendo en cuenta que cada hijo tendrá una evolución distinta, la evolución normal del lenguaje se aproxima a esta media:

- 0-3 meses: el niño mira y devuelve vocalizaciones: "ango"*es el inicio del balbuceo no imitativo.

- 3-4 meses: el balbuceo es más largo.

- 5-6 meses: vocaliza cuando se le habla, hace "gorjeos".

- 7-8 meses: dice bisílabos (pa-pa, ma-ma, da-da*), incorpora ritmo y sonidos del lenguaje natural de los padres, reacciona a los tonos de voz, es el balbuceo imitativo.

- 9-10 meses: inicio de la preconversación, se gira al oír su nombre.

- 11-12 meses: comprende palabras.

- 12-18 meses: ya entiende varias palabras, dice algunas palabras inteligibles.

- 24-30 meses: es capaz de hacer frases de 2 palabras, inicia un lenguaje encadenado y usa la gramática, puede usar dos sílabas iguales como palabras ("guau-guau", "pío-pío"...). Usa palabras aisladas y señala los objetos. Después junta dos palabras sueltas que hacen la función de una frase ("mamá - papa" por "mamá quiero comer" o "mamá hace la comida"), son palabras frase.

- A partir de los 2 años: el lenguaje se desarrolla rápidamente. Hace frases con más palabras.

- Hacia los 3 años el lenguaje debe ser comprensible para quien hable con el niño. En torno a los 4 años habla más claro, pero el lenguaje sigue enriqueciéndose toda la vida.

- A los 5-6 años ya tiene la base del lenguaje del adulto, en cuanto a vocabulario, inteligibilidad, formación de frases complejas y relato de historias. Pueden recibir instrucciones, conceptos de tiempo, espacio y causalidad, normas básicas de conversación y símbolos escritos.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Estimulación para bebés en la cuna

Conversar con los hijos desde pequeños favorece el desarrollo de su inteligencia

- El reto de aprender a estar en la cuna

- Etapas del lenguaje del bebé