23 de marzo de 2019

Desarrollo visual en bebés, ¿qué no debes olvidar?

Desarrollo visual en bebés, ¿qué no debes olvidar?
ISTOCK

Conocer cuál es la evolución de un hijo es importante a la hora de detectar posibles problemas y solicitar ayuda del correspondiente especialista. Saber cómo se desarrollan sus distintas destrezas permitirá que los padres sepan cuándo todo marcha bien y cuándo.

Una labor en la que echan un cable los profesionales de la Asociación Española de Pediatría y Atención Primaria, AEPap. En concreto, desde AEPap, explican cómo se desarrolla la vista de los más pequeños y aquellos detalles que indican a los padres que todo marcha de forma correcta.

Un informe en donde también se revelan cuáles son las alteraciones más comunes en niños para que en caso de detectarse, sean puestos en conocimiento de los especialistas correspondientes para recibir tratamiento.

Artículo relacionado:
- De la claridad a los objetos: ¿qué ve tu bebé?

Etapas del desarrollo visual en bebés

Tal y como explican desde AEPap las etapas de desarrollo correcto de la vista. El recién nacido ya es capaz de distinguir entre la luz y oscuridad Hacia el mes y medio ya establece contacto visual con su madre. Reacciona ante expresiones faciales. Cierra los ojos ante la claridad.

A los 2 meses reconoce los contornos y muestra interés por objetos brillantes. Gira la cabeza hacia la luz y ya en el cuarto mes, ya percibe los colores. Desaparecen los movimientos conjugados, que hacen que queden "como bizcos". Su visión es binocular y percibe relieves.

Entre el quinto y sexto mes ya coordina ojos y manos. En el séptimo mes toca su imagen en el espejo y al noveno mes se asoma para poder ver un objeto. En torno al año de edad es capaz de coger objetos que se caen y toca objetos con los dedos, reconociéndolos y jugando con ellos.

Problemas de visión en niños

Si bien este es el desarrollo correcto de los más pequeños, desde AEPap se indican los problemas de visión más comunes a estas edades:

- Epífora: es el lagrimeo excesivo del ojo. La causa más frecuente es la obstrucción del drenaje de la lágrima. Casi siempre, se soluciona en los primeros meses de vida. Al principio se recomiendan masajes del saco lagrimal. Pero si persiste, debe ser evaluado por un especialista.

- Ojo rojo: son una causa muy frecuente de consulta. La mayor parte la causan los diferentes tipos de conjuntivitis.

- Traumatismos: a veces, los recién nacidos tienen pequeñas hemorragias subconjuntivales. También pueden verse tras esfuerzos como la tos.

- Leucocoria: es el reflejo pupilar blanco. La pupila se ve blanca o no presenta el reflejo rojo cuando se ilumina el ojo con una linterna en una habitación a oscuras. Se puede deber a muchas causas como las que 

  •    La catarata es la opacidad del cristalino en uno o ambos ojos. Los bebés que pesan menos de 2,5 kg al nacer tienen tres veces más riesgo de presentarlas.
  •    La retinopatía del prematuro es una patología del ojo que puede afectar a los bebés más prematuros (los que pesan menos de 1,5kg al nacer).
  •    El retinoblastoma es un tumor en el ojo. Puede ser hereditario.

- Estrabismo: es el mal alineamiento de los ojos. Como si estuvieran "torcidos". En los menores de 6 meses puede ser normal que a veces "tuerza" los ojos hacia dentro. Se puede detectar si su bebé, al mirarle de frente, tuerce los ojos. También si adquiere posturas raras al mirar las cosas. Se trata con gafas, parches o toxina botulínica.

Damián Montero

Te puede interesar:

- 10 consejos para prevenir problemas oculares

- Los ojos del bebé y la estimulación visual

- El ojo vago es causa de fracaso escolar

Hacer Familia recomienda: