Crecen los casos de depresión postparto en padres

Crecen los casos de depresión postparto en padres
20 de octubre de 2018 ISTOCK

Un parto es siempre una buena noticia, un nuevo miembro en la familia es motivo de alegría. Sin embargo, hay ocasiones en las que este contexto no deriva en felicidad, como por ejemplo los casos de depresión postparto. Un problema que normalmente se adhiere a las madres pero que también afecta a los padres.

De hecho, en los últimos tiempos los casos de padres con depresión postparto han aumentado. Así lo indica el estudio publicado en Jama Pediatrics que se ha centrado en la situación de numerosos hombres tras los 15 primeros meses del nacimiento de sus hijos. Un trabajo que pretende dar relevancia a la situación de estos progenitores que habitualmente quedan en segundo plano.

Tiempo de cambios

Un total de 2.946 padres fueron seguidos desde el parto y durante los primeros 15 meses de los bebés. De todos estos casos, en el 4,4% de las ocasiones el padre presentó síntomas similares a los de la depresión que muchas mujeres experimentan tras el alumbramiento. Porcentaje similar a las cifras registradas en madres que se acercan al 5%.

Los expertos indican que la depresión postparto en padres se relaciona de forma directa con el proceso de cambio que experimenta el hombre una vez que su hijo nace. No solo porque deben asumir la responsabilidad de la crianza de los pequeños, sino porque su generación de hormonas también se altera, favoreciendo la aparición de este trastorno del ánimo.

De esta forma, los responsables de este estudio recuerdan la necesidad de que los análisis posteriores al parto no solo se centren en el bebé, sino que también tengan en cuenta tanto al padre como la madre para analizar cómo afrontan la crianza de su hijo. De esta forma se podrá poner fin a estos problemas que atraviesan los progenitores y garantizar una atención total a los recién nacidos.

Pedir ayuda

Como se ha dicho, a menudo se relaciona la depresión postparto con las mujeres, por lo que no se presta atención a los síntomas si estos suceden en hombres. Por ello, ante la más mínima señal en padres es importante pedir cita con el especialista para poder recibir un correcto asesoramiento. Por parte de la pareja, hay que conceder tiempo y comprender la situación.

Poco a poco se irán reconociendo las mejorías que permitirán al padre seguir trabajando por alcanzar un estado de ánimo óptimo que le permita atender las necesidades de su hijo del mejor modo posible. También se recomienda que ambos progenitores acudan a clases de preparación para el parto en donde los padres puedan preguntar sus dudas y de esta forma se sientan preparados para encarar esta nueva situación y calmar sus nervios antes de que el hijo llegue.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La tristeza posparto

- Tomar la placenta no protege de la depresión postparto

- Efectos de la depresión materna en el bebé

- La doula disminuye el riesgo de depresión posparto