20 de diciembre de 2017

Consejos para aumentar la producción de leche durante la lactancia

Consejos para aumentar la producción de leche durante la lactancia
ISTOCK

La leche materna es el primer alimento de los recién nacidos. Un producto que ofrece a los bebés numerosos beneficios y que de igual forma tiene resultados positivos para las madres. De hecho muchas mujeres temen no producir suficiente cantidad para poder sustentar a sus hijos, una preocupación que lleva a estas mamás a confiar en técnicas poco recomendables tal y como señalan varios pediatras.

De hecho, desde la Asociación Española de Pediatría, AEP, se recomienda a las madres que antes de recurrir a artículos como los medicamentos para aumentar la producción de leche prueben con otras técnicas menos peligrosas. Desde nuevas posturas hasta otras colocaciones para el bebé pueden contribuir a esta finalidad sin la necesidad de recurrir a agentes externos.

Toda madre produce leche

Si la preocupación es la producción de leche, desde AEP se recuerda que toda madre es capaz de producir este alimento. Sólo en determinadas situaciones donde una enfermedad afecta al organismo es posible encontrar con una mujer que no pueda amamantar a su hijo de esta forma.

Aunque es cierto que la producción de este alimento sea escasa. Para ellas desde AEP se sugieren estas técnicas:

- Revisar la posición del niño o el agarre del pecho. Si la postura del niño no es correcta, aunque haya leche, el bebé no la puede obtener. A la larga, al no vaciarse bien el pecho, las mamas, éstas dejan de producir la cantidad de alimento que precisa el pequeño.

- Si el bebé apoya su cabeza en el codo de su madre, la madre se ve obligada a desplazar el pecho unos centímetros para que el niño pueda agarrarlo. Aunque la succión sea potente, el bebé tirará del pezón y le será más difícil obtener la leche con cada succión.

- Si el bebé no abre completamente la boca para abarcar con ella gran parte de la areola y el pezón o tiene un frenillo lingual corto, hará succiones poco eficaces con lo que estará mucho tiempo succionando, ya que obtiene solo la leche del principio y no se queda satisfecho.

¿Cuándo usar otros medios?

Desde la AEP también se habla de los galatogogos, medicamentos que actúan aumentando la producción de leche. Entre los más habituales se encuentran el sulpiride, la metoclopramida y la domperidona. Son efectivos, pero se recomienda su uso durante un período corto de tiempo y siempre bajo supervisión médica. Como cualquier fármaco, tienen efectos secundarios, aunque si se emplean de forma correcta son una buena herramienta.

Antes de su uso se recomienda probar con varias de las técnicas antes empeladas y consultar con el especialista. Su uso se indica en estos casos donde la producción de leche es escasa:

- Separación forzosa de madre y bebé.

- Madres de bebés prematuros.

- Reinicio de la lactancia materna tras haber dejado de amamantar por un tiempo.

- Lactancia inducida.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La alimentación materna en la lactancia

- La leche materna en la lactancia

- Lactancia materna y vuelta al trabajo

- Mitos de la lactancia materna