Los beneficios del porteo ergonómico, según los pediatras

Los beneficios del porteo ergonómico, según los pediatras
12 de julio de 2018 ISTOCK

Pasar tiempo junto a los hijos es una actividad que gusta a todos los padres. Una práctica que puede realizarse tanto en casa jugando con los más pequeños, como fuera del hogar dando un paseo. En el caso de acudir al exterior hay que tener en cuenta cierta logística, como en el caso de los bebés, quienes precisan de un transporte que puede ser tanto en cochecito como de otras maneras.

Otra de las técnicas para transportar a los bebés es el porteo ergonómico, un método que desde la Asociación Española de Pediatría y Atención Primaria, AEPap, resulta muy beneficioso para los más pequeños. Una apuesta más sencilla y que puede ser muy útil en estos meses de verano para poder moverse con los más pequeños en distintos ámbitos como paseos por las ciudades que se visiten o rutas por museos.

Ventajas físicas

Desde AEPap recuerdan los múltiples beneficios de apostar por el porteo ergonómico. Entre las múltiples ventajas que los pediatras destacan de esta forma de transportar al bebé destacan por un lado las físicas:

- La postura ergonómica favorece el buen desarrollo locomotor de espalda y cadera. Ayuda incluso a corregir ligeras displasias, o alteraciones del desarrollo, de la cadera.

- Hay menos cólicos, gases y reflujo, por la postura erguida que adoptan al ser porteados.

- Mejor digestión, por el constante movimiento durante el porteo y el suave masaje que el vientre del bebé recibe del adulto que le portea.

- Menos apneas y respiración irregular, lo que reduce el riesgo de muerte súbita del lactante.

- Los bebés porteados duermen mejor. Esto es muy importante porque durante el sueño el niño organiza sus esquemas mentales e interioriza lo aprendido.

- Refuerza el sistema inmunológico, por la menor secreción de hormonas de estrés, cortisol.

- Mejor crecimiento y ganancia de peso. Al estar tranquilo usa su energía para crecer.

- Menos riesgo de plagiocefalia, aplastamiento del cráneo. Al pasar menos tiempo apoyando su cabeza sobre la misma zona.

- Mejor desarrollo neuronal: la verticalidad y el movimiento o balanceo estimula el sistema vestibular y, en general, todo su sistema nervioso.

- Los reflejos de pies y manos reciben constante estimulación durante el porteo, lo que motiva el sistema nervioso y fomenta su maduración.

Ventajas emocionales

AEPap también resalta otros beneficios a nivel emocional y afectivo en el niño al apostar por el porteo ergonómico:

- Le da seguridad y bienestar. El bebé busca instintivamente contacto y cercanía porque es imprescindible para él desde un punto de vista afectivo.

- Mejor socialización. Puede descubrir el mundo que le rodea con todos sus sentidos y desde la calma que da tener a los padres cerca.

- El porteo facilita un patrón de apego saludable. El contacto durante el porteo ayuda a establecer el vínculo afectivo y una estrecha relación padres-hijo. Esto deterrminará la vida del bebé como adulto.

- Imita el ambiente intrauterino, favorece el conocido periodo de gestación extrauterina, periodo de transición clave en las primeras semanas de vida.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Consejos para el buen uso del portabebés

- Cuatro mochilas portabebés para montaña que te encantarán

- Portabebés, tu bebé en la mochila

- Cinco mochilas portabebés ergonómicas perfectas para salir con tu bebé